Posts Tagged ‘tiquipaya’

Mosquitos, enfermedades y robos, otros dramas de los damnificados

Mosquitos, enfermedades y robos, otros dramas de los damnificados

Cochabamba
  • Los damnificados recuperan material de construcción para armar carpas, cerca de las casas afectadas. | José Rocha
Publicado el 16/04/2018 a las 3h42

Las calles y casas con escombros, tierra, maquinaria pesada y filtraciones de agua son lo que aún se puede apreciar a primera vista en la OTB Molle Molle, al noroeste de Tiquipaya, uno de los sectores que resultó gravemente afectado por el desborde del río Taquiña, el pasado 6 de febrero, el peor desastre registrado en el departamento después del terremoto de 1998.

Los afectados retornan poco a poco a sus casas, porque los albergues han comenzado a cerrar. Además, los alquileres aumentaron. El propósito es retomar su rutina diaria poco a poco.

Boletín de noticias
Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo.

“Por  un cuarto nos cobran 300 bolivianos,  mi esposo no puede trabajar porque está  enfermo, por lo que, no tenemos ingresos económicos. Yo debo hacerme cargo de mis tres hijos. Por eso, decidimos nomás volver a nuestro terreno y vivir como podamos”, manifestó una de las vecinas, mientras cocinaba.

En un recorrido realizado por este medio, Silvia Ventura contó que ella junto a toda su familia retornó a lo que queda de casa, un cuarto improvisado.

Ventura explicó que a causa de la humedad existe gran cantidad de mosquitos,  hecho que hace que teman por su salud. “Todas las noches debemos dormir con las luces encendidas, es la única forma que tenemos para luchar contra los mosquitos, no hay otro modo”,  señaló.

“En este tiempo no vimos brigadas de salud en la zona, sí vinieron una vez a los albergues donde estábamos, pero después ya no los vimos más”, siguió.

Otra vecina, Lizeth Encinas, dijo que los carros basureros no llegan a esa zona con frecuencia, por lo que, algunos echan sus residuos en algunas esquinas.

“Mire cómo está amontonada la basura, los perros se reúnen ahí y dispersan todo por todos lados. Eso también nos afecta”, manifestó.

A causa del aluvión, la red de agua de la cooperativa quedó averiada, ahora los pobladores se abastecen de un tanque. “Dijeron que traerán dos tanques más, con esta agua estamos viviendo”, señaló Encinas.

La inseguridad es otro de los factores por las que los damnificados decidieron volver a sus casas afectadas por el aluvión, pese al riesgo de que se desmoronen.

Por difícil que parezca de creer, los antisociales aprovechan que los trabajos se paralizan en las noches para robar lo poco que queda en las viviendas. Actualmente, son muchas las familias que han optado por vivir en carpas.

Lidia Cruz, de profesión costurera, contó que recuperó del lodo algunos  bienes, pero que los ladrones le sustrajeron todo. “Nosotros vivimos en carpas, no podía traer conmigo las cosas, las dejé en mi propiedad. Al día siguiente cuando volví ya no había nada, se lo robaron todo”,  contó.

“Los cables de luz que tenía desaparecieron y no sólo de mi casa, sino también de las propiedades de algunos vecinos. Qué triste que aparte de todo lo que estamos viviendo tengamos que ser víctimas de robo de lo poco que poseemos”,  manifestó  Silvia Ventura.

 

300 bolivianos por el alquiler, El costo de alquiler de los cuartos se elevaron de manera considerable, hecho que empuja a las personas a retornar a sus casas.

 

TESTIMONIOS

“Nos dotan agua de un tanque que trajo el municipio, pero desde antes que llegue el aluvión no teníamos agua potable, nuestro sector siempre estuvo olvidado”. Jhaneth Flores.  Vecina OTB Molle Molle

“Yo vivo de la costura, tuve que desechar mucho material que estaba dañado por el lodo y lo poco que recuperé me lo robaron, prácticamente me quedé sin nada”. Lidia Cruz. Costurera y vecina de Tiquipaya

http://www.lostiempos.com/actualidad/cochabamba/20180416/mosquitos-enfermedades-robos-otros-dramas-damnificados

Anuncios

COBOCE entrega al Gobierno donación para reconstrucciones

COBOCE entrega al Gobierno donación para reconstrucciones

Los aportes provienen de los trabajadores y la empresa. El Viceministerio de Vivienda agradeció la colaboración que ayudará a los damnificados.

| | 06 mar 2018

EL GERENTE GENERAL DE COBOCE LTDA, CRISTHIAN OLEA (IZQUIERDA); EL VICEMINISTRO DE VIVIENDA, JAVIER DELGADILLO (CENTRO) Y EL DIRECTOR DE LA AGENCIA ESTATAL DE VIVIENDA, GONZALO RODRÍGUEZ (DERECHA). BENJAMÍN JAMES

La Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios, COBOCE Ltda., entregó la nota de compromiso de la donación de 4.000 bolsas de cemento para la reconstrucción de las viviendas afectadas en Cochabamba por las lluvias.

El gerente general de COBOCE Ltda., Christian Olea, reafirmó el compromiso de la empresa de trabajar por las personas que más lo necesitan y apoyar a la población en momentos difíciles.

Agradeció también a los trabajadores de la Cooperativa, que horas después del aluvión del 6 de febrero en Tiquipaya, colaboraron a las familias con algunos alimentos y víveres.

El viceministro de Vivienda, Javier Delgadillo, agradeció la colaboración de la Cooperativa y de sus trabajadores para responder a las necesidades de los damnificados.

“Queremos reconocer el esfuerzo y cariño con el que nos están apoyando con los insumos para el trabajo de reconstrucción de las viviendas, especialmente en el municipio de Tiquipaya”, dijo.

Señaló que otras empresas, como Duralit, Solmica, constructoras y arquitectos también mostraron su interés por la ayuda.

El director general de la Agencia Estatal de Vivienda, Gonzalo Rodríguez, ponderó la actitud solidaria de COBOCE e invitó a toda la sociedad y a las empresas del rubro de la construcción a sumarse a la cruzada solidaria para ayudar a las familias que perdieron su patrimonio.

DAMNIFICADOS Rodríguez informó que en todo el país cayeron un total de 355 casas y hay más de 1.900 afectadas por las lluvias.

Dijo que el número de propiedades perdidas podría incrementarse tomando en cuenta que muchas todavía están remojadas.

El Gobierno dispone de 79 millones de bolivianos, monto que permitirá reconstruir de 500 a 700 casas dependiendo de la ubicación y de las características. El tope de costo individual de las viviendas será de 150 mil bolivianos.

Las casas serán construidas de acuerdo al número de miembros que las habitaban. Si en la casa había al menos cinco personas la vivienda será de hasta 60 metros y, si había más, hasta 75 metros construidos como tope.

Equipos del Viceministerio de Vivienda están haciendo la evaluación de los daños de las viviendas, familia por familia.

El reporte que se tenía hasta ayer de Tiquipaya era de 154 casas destruidas. Aunque el alcalde de ese municipio, Juan Carlos Ángulo, dijo que eran 122.

“Todavía haremos las evaluaciones para evidenciar las pérdidas y daremos un informe hasta el jueves”, dijo.

Resaltó que, después de recoger la información, se analizará dónde se reconstruirán las viviendas.

“Nosotros solamente haremos la reconstrucción, pero será el Gobierno Municipal de Tiquipaya el que deberá otorgar el terreno en una zona que sea segura”, agregó.

Bs 79 millones

Tiene el Gobierno central para la reconstrucción de aproximadamente 700 viviendas en todo el país.

http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/noticias.php?a=2018&md=0306&id=247129

Desastre reveló irregularidades; la solución para afectados tarda

Desastre reveló irregularidades; la solución para afectados tarda

Cochabamba
  • A un mes del deslave en Tiquipaya la reconstrucción es lenta. A la izquierda, dos viviendas afectadas por el lodo a pocas horas del 6 de febrero. A la derecha, las mismas casas ya muestran sus primeros pisos, ayer. | José Rocha
  • Pobladores sacan lodo y piedras de una casa afectada, el 7 de febrero. | José Rocha
  • La misma casa, un mes después, cubierta de calaminas y con la vía expedita. | José Rocha
  • Una de las vías de Tiquipaya cubierta de lodo, el 7 de febrero. | José Rocha
  • Habilitación parcial de la vía que estaba cubierta de lodo, ayer. | José Rocha
  • La casa colapsada de un fallecido, Héctor Torrico, 7 de febrero. | Daniel James
  • Escombros de la casa de Héctor Torrico, ayer. | José Rocha
  • Las tareas de rescate de dos mujeres costureras, el 7 de febrero. | Daniel James
  • La vivienda casi destruida donde trabajaban las dos costureras, ayer. | José Rocha
  • Un hombre intenta abrir paso al río que pasaba por un parque, el 7 de febrero. | José Rocha
  • Restos del parque y viviendas que estaban sepultadas, ayer. | José Rocha
1 / 11
Publicado el 06/03/2018 a las 1h27

Hoy se cumple un mes de la mazamorra que cobró la vida de cinco personas en Tiquipaya. La tragedia develó al menos tres irregularidades como la deforestación por incendios, la falta de mantenimiento de cuencas y asentamientos en franjas de seguridad.

Esta última nunca tuvo tratamiento, pero ahora se contrató una empresa para que haga una delimitación.

Según la concejala Irma Sejas, existen dos manzanos ilegales en Chilimarca, donde ocurrió el desastre, el 72 y 77, que quedaron sepultados. Sin embargo, hasta antes de la tragedia pagaban sus impuestos con normalidad.

“Habría que preguntar al Alcalde por qué permitían el pago de impuestos a estas viviendas. Todas las franjas de seguridad de Tiquipaya fueron loteadas con el aval de exautoridades de gestiones pasadas y también con la actual”, manifestó.

En tanto, el subalcalde del Distrito 5, Gustavo Vargas, señaló que, si bien hay viviendas en la franja de seguridad del río Taquiña, “es el municipio el que aprobó las propiedades en un pasado. Entonces, tienen planos, títulos ejecutoriados y demás. Los técnicos nos tienen que decir qué podemos hacer”, declaró.

Por este motivo, Vargas señaló que se contrató a la empresa minera Sergiomin, que cuenta con geólogos. Estos profesionales deben delimitar el espacio de máxima crecida y la franja de seguridad del río Taquiña, para así evitar cualquier asentamiento.

“Los técnicos nos tienen que dar una explicación sobre a quiénes debemos reubicar. También un análisis de la situación actual de la parte de arriba. Además, esta institución nos está marcando puntos donde no debería haber ni una vivienda. Todo esto lo necesitamos para determinar el tema del terreno”, señaló Vargas.

Será la primera vez que se tomen acciones frente a las viviendas en franja de seguridad en este municipio. Pues, pese a que hace dos años también se sufrió por el desborde de la torrentera Chutak’awa, donde murieron tres personas, no se hizo más que notificar a las viviendas construidas en pleno curso del agua.

El presidente de la OTB Juventud Chilimarca, Jorge Cadima, señaló que casi nadie de este barrio desea ser reubicado, pues temen perder el valor de su derecho propietario.

No obstante, afirmó que existen comunidades al sur que terminaron por “estrangular” al río, porque avasallaron su espacio.

“Hay rumores de que en estas viviendas vamos a vivir hasta que el jefe de familia fallezca, luego nos van a quitar y no podrán heredar mis hijas. Pero vamos a luchar para que no sea así, porque nosotros somos propietarios”, manifestó uno de los afectados cuya vivienda colapsó, Gonzalo Torrico.

En tanto, el director nacional de la Agencia Estatal de Vivienda (AEV), Gonzalo Rodríguez, señaló que el municipio es la entidad encargada de proporcionar terrenos que sean legales, donde se construyan las viviendas. Además, se garantiza el derecho propietario.

“En este caso (viviendas que deban ser reconstruidas), lo que el municipio va a hacer es transferirnos el terreno a fideicomiso de vivienda. Luego, hacemos la construcción y transferimos al beneficiario ese derecho propietario. Son cuestiones administrativas. Pero el derecho propietario no se queda en fideicomiso”, explicó Rodríguez.

Agregó que la AEV cuenta con 79 millones de bolivianos de presupuesto para construir 500 a 600 viviendas en el año. Según el dato de la Alcaldía, hay 154 casas afectadas. Se evaluará la situación de cada una, hasta el jueves, y luego se determinará la cantidad de estructuras a construirse y las que deban ser reforzadas. Aunque los vecinos temen que se sigan remojando en el barro.

 

REFORESTARON LA CUENCA TAQUIÑA

Una de las causas identificadas para el desliz de tierra fue que la zona afectada carecía de árboles y vegetación que permitieran sostener el suelo, debido al uso de la madera del arbolado y los incendios. Por este motivo, las campañas de reforestación se centraron en esta zona.

Durante las dos semanas pasadas, se plantaron más de 3.000 plantines de árboles nativos en la cuenca Taquiña. La época de lluvias permitiría la fijación de las plantas y así mejorar la estabilización del terreno a futuro.

 

MINISTROS PIDEN AGENDA DE CUENCAS

Otra de las irregularidades identificadas fue la falta de mantenimiento de la cuenca Taquiña, desde 2012. A esto se suma que todo el trabajo de control del cauce de este afluente se lo llevó la mazamorra.

Por este motivo, la Secretaría de Madre Tierra de la Gobernación anunció la pronta reposición de gaviones. Mientras, los ministerios de Medio Ambiente y Agua, Obras Públicas y Energía buscan que se trabaje en una agenda para generar planes directores de mantenimiento de cuencas.

 

LA TRAGEDIA

6 de febrero – Llega mazamorra
Al promediar las 18:30, un aluvión de más de tres metros de altura se desbordó del río Taquiña y afectó desde Chilimarca hasta Linde.

7 de febrero – Rescatan a Gamaliel
Luego de una noche de intentos de rescate fallidos y temor de más deslizamientos, en la mañana, se rescató el cuerpo de la primera víctima mortal, Gamaliel Rojas, de 12 años.

8 de Febrero – Un nuevo aluvión
La intensa lluvia que continuaba cayendo en Tiquipaya y el Tunari generó una nueva mazamorra, pero de menor magnitud.

9 de febrero – Rescatan a dos personas
Luego de tres días de búsqueda, rescataron los cuerpos de Héctor Torrico (77) y Jhanet Nina (37).

10 de febrero – Encuentran a dos más
En los trabajos de fin de semana se logró encontrar a Paulina Montaño (48) y Doroteo Acuña (78).

 

LIMPIARON Y ABRIERON FRONTIS DE CASA EN UN MES

Durante los primeros días de la tragedia era casi imposible identificar el tamaño de las casas y el curso del río Taquiña. A un mes del desastre se reabrieron algunos caminos que muestran la altura de tres metros de la mazamorra.

Asimismo, la parte frontal de muchas viviendas se limpió y ahora se puede ver la verdadera cantidad de plantas. No obstante, aún existen grandes cantidades de lodo dentro de las casas.

Dos vecinas, Giovana Heredia y Alina Vásquez, manifestaron su preocupación, pues el lodo sigue dentro o en la parte trasera y estaría humedeciendo la estructura. Más aún los días en los que llueve.

 

SIGUEN LOS ASENTAMIENTOS SOBRE COTA EN EL TUNARI

El 1 de febrero, cerca de un centenar de personas que se encontraba asentadas de manera ilegal en los sectores de Pucum Pucum, Retamas y Villa Belén fueron desalojadas por encontrarse asentadas dentro la cota 2.750 msnm del Parque Nacional Tunari.

En estas zonas existen construcciones ilegales, carpas dispersas y camufladas por los árboles y hierba.

Pese a los operativos, las personas desalojadas retornan a sus viviendas con el argumento de que tienen derecho propietario o ser víctimas de loteadores.

Según van pasando los días, los asentamientos avanzan a pesar de que el Sernap realiza notificaciones.

 

OPINIÓN

Carlos Espinoza. Exdirector del Sernap

El pueblo y las instituciones invadieron las franjas de seguridad

El exdirector del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), Carlos Espinoza, dijo que existen dos temas importantes que no deben descuidarse en lo que concierne al mantenimiento de cuencas y a la falta de respeto de los márgenes de seguridad. “Un río tiene un cauce natural histórico. Lo que pasó con el río Taquiña es que las instituciones y la gente han invadido las franjas de seguridad de manera dramática, un río convertido en canal de desagües tiene estas consecuencias”, expresó.

Espinoza manifestó que, en el pasado, las autoridades se concentraron en el mantenimiento de la cuenca Taquiña en la parte alta sin tomar en cuenta que en la parte inferior sigue siendo cuenca hasta donde desemboca en el río Rocha. Este concepto de gestión de cuencas debe mejorar, es una de las principales lecciones que nos dejó el 6 de febrero.

Otro punto importante es la gestión del agua. Alrededor de la cuenca Taquiña existen alrededor de 20 urbanizaciones, 10 comunidades campesinas además de la fábrica Taquiña, esto provoca conflicto.

“Hay comunidades que venden agua a otras comunidades, existe una tendencia a la apropiación ilegal del agua, es uno de los problemas de fondo que también deben ser analizados por las autoridades”, dijo.

http://www.lostiempos.com/actualidad/cochabamba/20180306/desastre-revelo-irregularidades-solucion-afectados-tarda

Las donaciones para Tiquipaya se agotan y hay gente en albergues

Las donaciones para Tiquipaya se agotan y hay gente en albergues

Cochabamba
  • Las familias afectadas por la mazamorra en Tiquipaya siguen desoladas y además en el olvido. Se acaban las donaciones y mucha gente que aún vive en los albergues se queda sin agua. | Carlos López
  • Maquinaria de la Administradora Boliviana de Carreteras limpia las vías de Juventud Chilimarca. | Ruben Rodriguez
  • Máquinas atrapadas en la mazamorra seca. | Ruben Rodriguez
  • Funcionarios y vecinos retiran el lodo a mano. | Ruben Rodriguez
1 / 4
Publicado el 03/03/2018 a las 2h30

Las familias que lo perdieron todo en Tiquipaya, luego de la mazamorra del 6 de febrero,  se encuentran en el olvido.

Se les está acabando el agua y las áreas verdes se convirtieron en sus baños, mientras esperan alguna solución de  parte de las autoridades.

Al menos 60 familias aún permanecen en dos albergues: el centro de salud del Distrito 5  y  la sede de la OTB Molle Molle Central, al este del municipio. Otras personas buscaron un alquiler o irse con familiares, pero acuden constantemente al lugar para ver si pueden rescatar algo o si hay alguna solución.

El presidente de la OTB  Juventud Chilimarca, una de las más afectadas, Jorge Cadima, señaló que como vecinos ejecutaron dos planes: uno de emergencia para atender a todos los afectados y otro de contingencia para que todos los problemas sean resueltos.

“Seguimos asfixiados por el lodo y con el dolor de las cinco personas fallecidas que eran de nuestra comunidad. Cuando ocurrió todo recibimos gran cantidad de donaciones, pero muchas no llegaron hasta aquí. Quisimos que todo llegue por igual a las familias, pero ya se acaba”, manifestó.

Asimismo, contaron que a diario hacen ollas comunes tanto para las familias como para los trabajadores. Pero, ya se están quedando sin insumos, sin gas, tampoco tienen carne o pollo. A esto se suma que el agua se está terminando, pues a diario se reparte.

“Por favor ya no ropa. Es lo que más mandaron y lastimosamente mucha estaba rota y muy vieja, que prácticamente era para botar. Pero seguimos necesitando ayuda”, aseveró Cadima.

Reubicación

Los afectados manifestaron que se reúnen constantemente con el fin de buscar soluciones a su situación. Pese a la promesa de viviendas solidarias existe susceptibilidad de parte de la gente por el tema del derecho propietario.

“Nuestra OTB contaba con todos los planos aprobados. Muchos somos propietarios de los terrenos y las casas tienen toda la documentación en regla. Ahora nos tenemos que estar preparando, porque las viviendas que nos quieren dar no van a ser con derecho propietario y para muchos es el ahorro de toda nuestra vida”, dijo Cadima.

Siguió: “A la gente le costó dinero y deudas sus viviendas. No es posible que se quite la propiedad. Queremos que se construya en nuestro terreno. Los lugares donde no se respetó la franja de seguridad fue más abajo de Juventud Chilimarca”.

Sólo en esta OTB son 120 familias que sufrieron daños en sus viviendas, ya sea que las perdieron por completo o están con muros caídos. A esto se suma que algunas personas decidieron vender  sus casas por el temor que una tragedia así vuelva a ocurrir.

“Estamos tratando de convencerles que no se vayan de la zona. Esto podría haberse evitado o al menos podía ser menor el daño si las autoridades cumplían con su trabajo de hacer el mantenimiento de la cuenca Taquiña”, agregó Cadima.

El subalcalde del Distrito 5, Gustavo Vargas, indicó que una comisión de La Paz llegará el fin de semana para realizar el nuevo censo que permitirá la construcción de las viviendas sociales.  Además, regarán las vías para evitar el polvo.

El 6 de febrero se cumplirá un mes del desastre que afectó las casas edificadas cerca del río Taquiña.

 

TESTIMONIOS

“Me dijeron que le van a dar vivienda a mis wawas (sobrinos), pero yo quisiera que mi hermana (la madre) esté aquí. Ahora también queremos saber cómo va a ser del préstamo que ella tenía para las máquinas de costura y el anticrético. Mi mamá y mi hermana están viendo eso”. Noemí Nina. Afectada

“Con el nuevo censo se va a tener la cantidad precisa de viviendas a reconstruirse. Como municipio seguimos trabajando en el encauce del río, que está a un 40 por ciento. Estamos haciendo las conexiones para que en el albergue tengan baños”. Gustavo Vargas. Subalcalde Distrito 5

 

OPINIÓN

Carlos Espinoza. Exdirector PNT

La vulneración de la franja de seguridad data de  hace 30 años

El problema de fondo en Tiquipaya y otros municipios, como Cercado y Sacaba, que están dentro del Parque Nacional Tunari (PNT), es que la vulneración de las franjas de seguridad de los ríos data desde los años 80 y 90, cuando las alcaldías aprobaron urbanizaciones dentro del PNT con resoluciones suscritas por sus autoridades.

Estas resoluciones consideraban la franja de seguridad en algunos casos, pero, sobre todo, la aprobación sujeta a la entrega legal al municipio de las cesiones públicas para calles, áreas verdes y equipamiento, que en varios casos estaban sobrepuestas a las franjas de seguridad. Es decir, no se trata de vulneraciones solamente en los últimos cuatro años, que seguramente se acentuaron.

Además cabe reflexionar, si aprobaron urbanizaciones dentro el PNT, es deducible que fuera del PNT la mayor parte tiene resoluciones.

http://www.lostiempos.com/actualidad/cochabamba/20180303/donaciones-tiquipaya-se-agotan-hay-gente-albergues

Se prevé no reconstruir casas en zona de desastre

Se prevé no reconstruir casas en zona de desastre

| | 02 mar 2018

El representante del Ministerio de Obras Públicas en Cochabamba, Ariel Torrico, informó que se prevé no construir viviendas en la misma zona del desastre registrado en Tiquipaya.

La Agencia Estatal de Vivienda realiza un censo de las personas afectadas de Tiquipaya para que sean consideradas en la reconstrucción de sus casas. Pero, no sería en el mismo lugar.

“A priori, podemos decir que no se puede construir en esa zona, porque está todavía con dificultades. Hay deslizamientos y el mismo municipio tiene que delimitar la nueva franja (de seguridad)”.

Las autoridades nacionales pidieron a la Municipalidad de Tiquipaya que establezca un terreno que no tenga problemas para edificar las viviendas.

“Si bien el Estado puede invertir en la reconstrucción de viviendas, las mismas tienen que estar lejos de posibles dificultades”.

http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/noticias.php?a=2018&md=0302&id=246756

Botadero afecta salud de niños en Tiquipaya

Botadero afecta salud de niños en Tiquipaya

Local
  • El botadero de Tiquipaya recibe 36 toneladas de desechos por día y cuenta con 7 celdas. | Carlos López
  • El agua vertida a las lagunas de oxidación no es tratada. | Carlos López
  • Una cancha deportiva cercana al botadero. | Carlos López
1 / 3
Publicado el 28/08/2017 a las 0h50

Vecinos de Tiquipaya se quejan porque el botatero y matadero municipal generan malos olores, contaminación atmosférica y de las aguas subterráneas, arriesgando su salud y la  paulatina pérdida de árboles del Parque Khora.

A partir del 2004, el botadero a cielo abierto de Tiquipaya (con 7 celdas: 5 cerradas y 2 abiertas) funciona a pesar de no contar con licencia ambiental ni condiciones legales. “Desde el 2015 venimos denunciando esta situación, las tierras donde está el botadero son sumamente porosas, es decir, que el agua filtra fácilmente hasta el subsuelo, lo que produce la contaminación por lixiviados que tiene consecuencias cancerígenas”, manifestó Teófilo Gutiérrez, vecino.

El informe 1242/2015, realizado por la jefatura de Gestión y Control Medioambiental de la Gobernación en respuesta a la denuncia de la OTB Putucu, concluyó que la presencia de celdas no impermeabilizadas y el depósito de residuos sólidos en los trayectos de río Chutakawa y Khora generan amenazas a la salud humana por la contaminación del agua subterránea, sumado a la polución atmosférica de Pm10.

Por otro lado, el botadero está instalado sobre el Parque Khora de 50 hectáreas de extensión. El almacenamiento de residuos sólidos como ser plásticos, envases, huesos, restos de construcción, grasas, entre otros, causa daños ambientales en el área.

Pese a las denuncias vecinales, la Alcaldía de Tiquipaya anunció que el traslado del botadero será posible dentro de dos años y aún no se ha gestionado ninguna inspección ni auditoría ambiental.

Asimismo, las celdas han sido impermeabilizadas con arcilla, material que no garantiza la no infiltración de residuos, además  que sólo fue puesto en las bases.

Por otro lado, el matadero municipal provoca efectos dañinos para el medioambiente y salud de los vecinos. Las dos lagunas de oxidación donde los residuos líquidos del ganado son depositados ocasionan la infiltración  al subsuelo y la generación de malos olores.

“Los niños no pueden ir a las canchas, porque los desechos del matadero causan fuertes olores, sobre todo en época de calor”, expresó Leonor Gonzales, profesora. El matadero produce 150 cabezas al día, no cuenta con licencia ambiental ni condiciones sanitarias.

 

FALTA CULTURA DE CLASIFICAR LA BASURA

Entre el botadero y el matadero municipal se encuentra una planta de compostaje dedicada a la producción de abono a partir de desechos orgánicos de los vecinos. La planta recibe a diario aportes, sin embargo, estos son escasos. “La planta de compostaje ha empezado con las unidades educativas, pero son muy pocas las comprometidas, además la gente no está acostumbrada a seleccionar, entonces eso es lo que más no está costando”, aseguró Leonor Gonzales, profesora.

 

VECINOS OPINAN

Teófilo Gutiérrez, vecino Tiquipaya

“La infiltración contamina el agua”

Desde hace meses estamos pidiendo que el fiscal realice la inspección del botadero y que sancione a quienes han permitido esto y hasta ahora nada. La infiltración de desechos causa la contaminación de aguas subterráneas que son depositadas en nuestros pozos.

Javier Achá, vecino Tiquipaya

“La contaminación afecta a los niños”

Los malos olores se sienten sobre todo desde las seis hasta las ocho de la mañana. La contaminación afecta sobre todo a los niños de los colegios cercanos, les da dolor de estómago y muchos faltan a clases, ya hemos dado a conocer esto a la Alcaldía y no nos escuchan, es lamentable la situación.

Leonor Gonzales, vecina Tiquipaya

“Los malos olores nos perjudican”

La presencia del botadero nos afecta de sobremanera, los malos olores nos perjudican, sobre todo a primera hora del día y más en la época de calor, cuando empiezan a descomponerse los desechos. Los niños tiene que venir al colegio protegiéndose con barbijos y ya no pueden jugar al aire libre.

http://www.lostiempos.com/actualidad/local/20170828/botadero-afecta-salud-ninos-tiquipaya

Tiquipaya está obligada a buscar fuentes de agua

Tiquipaya está obligada a buscar fuentes de agua

Local
  • El acceso al agua en Tiquipaya | Los Tiempos
Publicado el 21/05/2017 a las 0h00

El municipio de Tiquipaya, en el pasado tierra de haciendas y flores, comienza a sentir la tensión por la falta de agua ante el aumento de su población, la falta de nuevas fuentes, la sobreexplotación de pozos y la demora en la dotación de Misicuni, según el estudio Políticas Públicas de Manejo de Agua en la Región Metropolitana del Instituto de Estudios Sociales y Económicos (IESE) y el Centro de Agua y Saneamiento Ambiental de la Universidad Mayor de San Simón.

La oferta de agua de los sistemas de Tiquipaya es de 173 litros por segundo, pero baja al menos un tercio a partir de agosto y la gente tiene que abastecerse de cisternas. La investigación propone hacer un plan para 50 años.

Tiquipaya se abastece de sistemas comunales y barriales, organizados en cooperativas y asociaciones. Hoy cuenta con 48 Organizaciones Territoriales de Base y 51.799 habitantes.

“Los sistemas comunales de pozos son los más importantes y abarcan el 64 por ciento de la población, seguida de vertientes y ríos”, remarca la investigación.

Otra de sus características es que cuentan con cinco sistemas mixtos de ríos y pozos, vertiente y pozo, vertiente y carro cisterna, vertiente y río, río y tajamar.

Sólo el 30 por ciento del agua pasa por un sistema de cloración. Una comunidad recibe agua de Semapa por un acuerdo.

Son  sistemas autogestionados por los usuarios, porque no existe una empresa municipal y la Alcaldía tampoco administra una fuente de agua.

El estudio remarca que la población soporta un déficit y que el agua que puede dotar Misicuni es complementaria a los sistemas comunales. Tiquipaya cuenta con una reducción gradual de caudales que varía en las diferentes épocas del año.

En temporada de lluvia, de diciembre a abril, la oferta de agua estimada es de 173 litros por segundo con un déficit de 42 litros.

En tanto que al comienzo de la época seca, de mayo a septiembre, la oferta es de 115 litros por segundo y se requieren 100 litros por segundo más para atender la demanda de agua de los usuarios. En la temporada seca, entre octubre y diciembre, la oferta es más baja.

 

2-agua-tiquipaya-proyecto-vale.jpg

COBERTURA DE SERVICIO DE AGUA
Los Tiempos/Ramiro Moncada A.

3-agua-tiquipaya-proyecto-vale.jpg

TIPOS DE ORGANIZACIÓN
Los Tiempos/Ramiro Moncada A.

 

Tarifas varían de acuerdo al sistema y primera propuesta

Los usuarios de agua de Tiquipaya pagan entre 50 centavos de boliviano y 1,50 por metro cúbico de agua. Sólo cuando acceden al líquido a través de los carros cisternas cancelan 8 bolivianos por metro cúbico. Por ahora, se desconoce cuánto pagarán por el agua que entregue la represa de Misicuni en unos dos años.

El agua que se capta de las vertientes es una de las más accesibles, con una tarifa mensual de entre 5 y 25 bolivianos. En tanto la tarifa de los pozos va de 10 a 45 bolivianos. La frecuencia de abastecimiento varía durante el año. En la temporada de lluvia es posible contar con un servicio las 24 horas. Sin embargo, a medida que comienza la época seca, se aplica un racionamiento de 12 y 6 horas.

El estudio identificó como una alternativa para reducir el déficit de agua en Tiquipaya la dotación de agua del Proyecto Múltiple Misicuni. Como primer paso propone la creación de un directorio único constituido por un representante del municipio y un representante de cada uno de los tres distritos del municipio que están en el área de influencia del megaproyecto.

Otra tarea es definir el caudal básico de entrega de agua a los tres distritos de Tiquipaya comprendidos en el Proyecto Misicuni. También se requiere definir las características de la infraestructura para dotar de agua a los pobladores de los sistemas comunitarios. El estudio además propone eliminar todo concepto de impuesto al servicio de agua potable, categorías e indexación al dólar o la Unidad de Fomento a la Vivienda (UFVs).

OTROS MUNICIPIOS

• El estudio Políticas Públicas de Manejo de Agua en la Región Metropolitana del Instituto de Estudios Sociales y Económicos (IESE) y el Centro de Agua y Saneamiento Ambiental (CASA) de la UMSS se realizó en cinco de los siete municipios del eje.

• El domingo 14 de mayo, Los Tiempos publicó en la sección Local los resultados del estudio en el municipio de Colcapirhua.

• La investigación reveló que la mayoría de los pobladores reciben agua de pozo que no es apta para consumo porque contiene metales y bacterias. Aconseja priorizar la entrega de Misicuni a este sector.

 

 

1_b4_rochaa.jpg

Una de las represas de las que se abastece de agua el municipio de Tiquipaya en la zona de Montesillo.
José Rocha

LOS PLANES PARA LA REGIÓN

Ejecutarán 71 proyectos de agua

La Gobernación de Cochabamba dará prioridad este año a los proyectos de consumo de agua para consumo humano y riego.

En 2017, se ejecutarán 71 proyectos, fundamentalmente, en la región andina de Cochabamba, informó el secretario de Planificación, Filemón Iriarte.

“Al margen de los proyectos de continuidad que son plurianuales y se los están ejecutando en todo el departamento, hemos incorporado, sobre todo en los dos últimos años, con énfasis, el tema del agua potable y para riego”, dijo. Los municipios beneficiados serán Ayopaya, Cocapata, Independencia, Morochata, Arque, Tacopaya y Bolívar.

 

Invierten Bs 200 millones en riego

Entre 2016 y 2017, se ha previsto la ejecución de poco más de 60 proyectos de riego para Cochabamba con los programas Mi Riego 1 y 2 con una inversión de 400 millones de bolivianos.

En 2016 con Mi Riego 1 se ejecutaron 30 obras de riego con una inversión de más 180 millones de bolivianos. El Gobierno invirtió el 50 por ciento, la Gobernación y los municipios el otro 50. “Nosotros como Gobernación hemos cubierto esto con el programa de fideicomiso”, sostuvo Iriarte.

Según puntualizó la autoridad, para este 2017 existen 31 proyectos que a la fecha están en ejecución con un 50 por ciento de avance. Estos proyectos están enmarcados en el programa Mi Riego 2 con una inversión de 200 millones de bolivianos de los tres niveles de Gobierno.

 

Crearán empresa metropolitana

El Consejo Metropolitano avanza en el estudio para crear una empresa metropolitana del agua en Cochabamba. El objetivo es que esté lista en julio, cuando el Proyecto Múltiple Misicuni comience a operar con todos sus componentes: dotación de agua y generación de energía eléctrica.

El gobernador Iván Canelas dijo en su informe a la Brigada de Asambleístas Plurinacionales de Cochabamba que el estudio está a cargo de la consultora Omicron. La empresa debe entregar el análisis socioeconómico y la propuesta para implementar lo que podría ser la empresa metropolitana del agua. Semapa será la primera empresa en recibir el agua de la represa.

http://www.lostiempos.com/actualidad/local/20170521/tiquipaya-esta-obligada-buscar-fuentes-agua

A %d blogueros les gusta esto: