Posts Tagged ‘nativas’

Institución del Estado recluta gente para investigar a las abejas nativas

Cochabamba
Se quiere armar la primera colección de ese tipo de insectos y mieles de Bolivia, además de caracterizar el polen. El centro de investigación está a 37 kilómetros de Villa Tunari.

Institución del Estado recluta gente para investigar a las abejas nativas

Por: DAYANA FLORES A. | 05/06/2017 | Ed. Imp.

PANAL DE ABEJAS SE EXPONE EN LA FERIA DE LA MIEL Y LA QUINUA, AYER. DICO SOLÍS

Los “incipientes” estudios que hay en el país sobre las abejas motivó al Instituto Apícola Boliviano a reclutar gente que esté apasionada por esos insectos para investigarlos.

El Instituto Apícola Boliviano está en busca de personas con las que, entre otras cosas, armará la primera colección de mieles y abejas de Bolivia, además clasificará el polen, de acuerdo con información de su director Rodrigo Velarde.

A pesar de que esta área de estudio es, de por sí, apasionante para cualquiera, hay un perfil que deben cumplir los interesados en investigar para la institución estatal. Preferentemente, deben ser estudiantes de Biología que quieran hacer su tesis de grado sobre este tema o profesionales de posgrado que tengan conocimientos en zootecnia, reproducción asistida o ramas afines.

“Necesitamos recursos humanos que estén interesados en aprender, que tengan pasión por los insectos sociales (los que proporcionan alimento y tienen un alto impacto en los ecosistemas naturales, agrícolas y urbanos) y que quieran participar del proyecto a largo término”, remarcó Velarde.

No descartó que, a medida que transcurra la investigación, se gestione el envío de la gente al exterior, con el objetivo de que retornen con conocimientos para el instituto.

A su criterio, se tiene que fortalecer a las instituciones académicas que hacen investigación, ya que el conocimiento es un capital y una inversión que permite crear soluciones. “(En el Instituto Apícola Boliviano) comenzaremos a desarrollar la ciencia de las abejas en Bolivia”.

TEMAS Otro ámbito que se estudiará en esa entidad estatal, que está ubicada en Samuzabety, a 37 kilómetros de Villa Tunari (trópico de Cochabamba), es el de sanidad apícola.

Se proyecta proteger a las abejas de las enfermedades y plagas mediante la generación de fórmulas, aceites o esencias que usen esos insectos.

Asimismo, el personal quiere recuperar el manejo de las especies de abejas nativas (bolivianas) que, en su mayoría, no tienen aguijón.

CENTRO El epicentro de investigación del país, y donde deberá desarrollar sus estudios la gente interesada, es Samuzabety (Villa Tunari), donde el Estado inauguró una empresa apícola en 2015.

La parte productiva, dentro la planta, actualmente, marcha “viento en popa”. Desde el primer año que entró en funcionamiento se genera aproximadamente 125 toneladas de miel, además de 5.500 láminas de cera estampada, 75 kilogramos de polen y propóleo.

Mientras, la parte investigativa está en proceso. Velarde indicó que se están gestando los proyectos, pero ponerlos en marcha dependerá, en gran medida, del éxito del reclutamiento de interesados en el tema.

EXPOSICIÓN La población pudo aprender sobre los insectos sociales en el marco de la primera versión de la Feria de la Miel y la Quinua, que contó con la presencia del Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (SEDEM), con la empresa Promiel.

El personal de Promiel introdujo un panal en una caja de cristal, con el objetivo de que la población observe el proceso productivo de miel. Asimismo, mostró a la reina del panal, el insecto más grande entre todos, que tenía una mancha blanquecina entre las alas. Los investigadores le pusieron esa insignia para determinar su longevidad.

Provisión

La empresa estatal Promiel provee su producto al Subsidio Materno Infantil y al Seguro Universal, para las madres gestantes y en etapa de lactancia.

http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2017/0605/noticias.php?id=221225

Anuncios

La importancia de las especies nativas en las ciudades

La importancia de las especies nativas en las ciudades

Local
  • Un tordo visita uno de los árboles en el Parque Demetrio Canelas, al oeste de la ciudad. | Los Tiempos
Publicado el 19/06/2016 a las 0h00

Verónica Regina Zegarra Azcui, Licenciada en Biología

Durante los últimos años, el crecimiento urbano suscitado en nuestro país ha presentado una directriz desalentadora, caracterizada por la eliminación de espacios verdes (públicos, barriales y privados) y la predominancia de cemento y asfalto.

Esta situación ha originado la pérdida de muchos componentes naturales y como consecuencia, condenando a los ciudadanos a vivir alejados de la naturaleza o a convivir con una naturaleza simplificada.

Sin embargo este escenario puede mejorar, si se consideran criterios de sustentabilidad ecológica y planificación urbana dentro de las políticas de crecimiento urbano.

Es importante el fomento y la viabilización de un ensamblaje heterogéneo de elementos naturales al interior de la urbe, priorizando especies propias del lugar, denominadas especies nativas; y aún con más interés especies endémicas, debido a que estas últimas presentan un rango de distribución más reducido que las especies nativas.

Asimismo, es urgente proponer políticas que eviten la introducción de especies exóticas, grupo de especies que no pertenecen a nuestra región y que fueron traídas de manera intencional o inconsciente por los ciudadanos.

La importancia de valorizar y conservar a las especies nativas y endémicas sobre las especies exóticas, radica en dos aspectos: uno ecológico y otro cultural. El ecológico se refiere a la existencia de un conjunto de relaciones complejas y equilibradas entre las especies naturales de una región determinada, lo que permite una dinámica apropiada en el ecosistema.

Dinámica que no ocurriría cuando se introducen especies exóticas, ya que al ser muy adaptables, ellas tienden a colonizar y establecerse con facilidad en nuevos ambientes, colocando a las especies nativas y endémicas en una posición de desventaja porque no cuentan con los mecanismos necesarios para defenderse, provocando así el desplazamiento de las especies nativas, producto de la competencia por recursos, por depredación, o por la adquisición de nuevas enfermedades.

Ello puede empeorar aún más, cuando el hábitat de las especies nativas y endémicas se encuentra degradado, colocándolas en un cuadro de mayor susceptibilidad. Menos diversidad de especies nativas en las ciudades significa menos calidad ambiental; lo que repercute directamente en la calidad de vida, salud física y mental de los ciudadanos.

El aspecto cultural se refiere al rol que cumplen las especies nativas y endémicas en la identidad cultural y en el sentimiento de pertenencia de los ciudadanos, siendo para muchos, protagonistas importantes en recuerdos memorables de su vida o elementos que identifican a su comunidad.

Y no olvidar que también las especies nativas y endémicas son elementos importantes en los saberes ancestrales de la región, ya que de ellas se hablan en historias, leyendas, canciones; o forma parte sustancial de la medicina tradicional, o de las comidas típicas, conformándose así, como parte del patrimonio cultural de los ciudadanos de esta región.

Nota.- El artículo es un aporte de la comisión de educación del colectivo “No a la tala de árboles”.

http://www.lostiempos.com/actualidad/local/20160619/importancia-especies-nativas-ciudades

A %d blogueros les gusta esto: