En municipios rurales se entrega agua de carros cisterna de manera gratuita

En municipios rurales se entrega agua de carros cisterna de manera gratuita

 | |  09 jul 2018

En municipios de áreas rurales del departamento de Cochabamba , las alcaldías entregan agua de carros cisterna para consumo humano de manera gratuita.

En la ciudad de Cochabamba está pendiente la implementación de la distribución de agua potable en camiones cisterna a zonas de mayor necesidad hídrica a un costo de 5 bolivianos el turril de 200 litros, según un reglamento puesto en vigencia recientemente. Resta la firma de un convenio entre la Alcaldía y el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa).

Una de las regiones que más sufre por la falta del líquido es el Cono Sur. El presidente de la Asociación de Gobiernos Autónomos Municipales de Cochabamba (Amdeco), Héctor Arce, informó que en esos sectores la atención desde las municipales se realiza sin cobrar.

“Es posible atender a la gente que no tiene red. Lo hacemos a diario en los municipios rurales”.

Arce, quien es Alcalde de Omereque, informó que en su municipio se traslada agua en camiones cisterna hasta comunidades alejadas cada semana o cada mes, “dependiendo del tamaño de los territorios”.

Acotó que la Alcaldía entregó tanques a las familias que no cuentan con conexiones de red, para el almacenamiento de agua.

“Es un derecho humano fundamental, nadie puede vivir sin agua”.

Aunque el agua que se distribuye en esa región no es potable, el Alcalde asegura que las vertientes ofrecen buena calidad del líquido. “Es agua limpia. También tenemos pozos profundos de dónde se saca por bombeo y se distribuye a las comunidades”.

Bolivianos

El reglamento de la ley municipal de Cochabamba que determina la distribución de agua potable en carros cisterna estableció el precio de 5 bolivianos por turril de 200 litros.

http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/noticias.php?a=2018&md=0709&id=259875

Anuncios

5.460 toneladas de los alimentos cochabambinos son ecológicos

Roger Medina Candia

5.460 toneladas de los alimentos cochabambinos son ecológicos

La producción ecológica en Cochabamba alcanzó un volumen de 26 mil toneladas en 2017, según un estudio de diagnóstico realizado por la fundación Agrecol Andes. El informe estimó un crecimiento sostenido desde 2006, aunque no logró cuantificar las dimensiones de este incremento, debido a la ausencia de datos oficiales.

La cifra representa el 2,1 por ciento del total de alimentos cultivados en Cochabamba, es decir 5.460 toneladas. Sin embargo, la falta de información y la burocracia impide que más cochabambinos accedan a alimentos libres de agrotóxicos, explicaron los investigadores.

La coordinadora del proyecto Ecoconsumo de Agrecol, María Alem, sostuvo que la producción ecológica busca el equilibrio con el ecosistema al evitar las fumigaciones con agroquímicos, la utilización de fertilizantes sintéticos y la complementación de alimentos en la siembre.

Según el informe de Agercol, Cochabamba cuenta con 6.200 familias que trabajan los cultivos de forma ecológica. La papa es concentra el 95 por ciento de la producción bajo este sistema, seguida por el maíz junto con el choclo, luego el trigo y la cebada.

Actualmente se identificaron cerca de 139 tipos de cultivos en todo el departamento con variedades nuevas, gracias a los esfuerzos de las instituciones que fomentan este tipo de trabajo con las comunidades.

Sin embargo, Alem advirtió que solamente el 0,02 por ciento de las 26 mil toneladas producidas el año pasado fueron certificadas.

“Se debe sobre todo a que las instituciones están trabajando sólo con la producción y no con el consumo. Como no se demanda certificación al comprar y a veces tampoco se consigue lugar diferenciado para vender la producción certificada, los productores no tienen motivación para certificar”, detalló.

La certificación ecológica es un requisito establecido en la Ley 3525 para comercializar en todo el país. La normativa fue promulgada en 2006 con el objetivo de fomentar la producción de alimentos libres de agrotóxicos.

En este sentido, el Director de Agrecol afirmó que el fenómeno es provocado por falta de recursos asignados para el cumplimiento de la ley y el desinterés por voluntad política de las alcaldías para apoyar estas iniciativas.

“Apostar por la producción ecológica va más allá de las políticas, tiene que haber una voluntad en la gente para empezar a promover un tipo de producción ecológica adecuada”, añadió.

El diagnóstico también identificó que no existe una demanda significativa de alimentos ecológicos en los mercados populares.

Sin embargo, Agrecol logró identificar que los clientes de estos centros de abasta consultan cada vez más por productos “saludables”, pero priorizan precios bajos, aspecto y “yapa”. El 75 por ciento de los alimentos ecológicos tienen el mismo costo que los convencionales, contrariamente a la percepción de la ciudadanía, que asegura que son más caros.

HAY DEMANDA DE ALIMENTOS ORGÁNICOS

Anteriormente, el director de Productividad Biosfera y Medio Ambiente (Probioma), Miguel Ángel Crespo, destacó que desde 2010 existe una fuerte demanda de alimentos orgánicos, o ecológicos, cuyo costo puede incrementarse entre un 15 y un 30 por ciento con relación a la producción tradicional.

Según datos de Probioma, a 2014, Estados Unidos demandó alimentos orgánicos por un valor de 27 mil millones de dólares.

“Hay una demanda muy grande, el problema es que Bolivia no hace nada para entrar en estos mercados. No tiene con qué. Y son pocas empresas las que, en el caso de Santa Cruz, están haciendo esfuerzos”, dijo Crespo.

http://www.gente.com.bo/economia/20180710/5460-toneladas-alimentos-cochabambinos-son-ecologicos

“Bicimáquinas”, ecológicas e integradoras

Luis Fernando Avendaño

“Bicimáquinas”, ecológicas e integradoras

Cada vez que Freddy Candia quiere un jugo de leche con frutilla, monta su bicicleta, toma impulso y comienza a pedalear. Pero no va a ningún lado. El pedaleo es para poner en marcha su “bicilicuadora”, es decir una licuadora que en lugar de energía eléctrica funciona con los pies: ahorra energía eléctrica, hace ejercicio y puede utilizarla donde quiera.

Esta máquina, junto con el molino, desgranadora, lavadora y el trapiche, todas a plan de pedal, son creaciones de Freddy Candia y de Cocha Pedal Project, que hizo su apuesta por estas máquinas semiindustriales, que están a la venta.

En fase de experimentación, están la bicibomba y la peladora de pollos, entre muchas otras máquinas.

Según cuenta el artífice, en su trabajo con organizaciones ecológicas (en las que ya lleva dos décadas) construía hornos solares, pero hace cuatro años un voluntario norteamericano le pidió una máquina casera para fabricar jabones y llevarla a una comunidad africana. No había ningún plano, así que, tras darle muchas vueltas y pruebas, Freddy Candia logró engranar la mitad de una bicicleta con un recipiente y un mecanismo parecidos a las heladeras de canela. El amigo voluntario se fue a África con los planos. Las máquinas se quedaron en Cochabamba y se llevaron a escuelas y comunidades campesinas. Más tarde, el amigo le dijo por teléfono que la jabonera construida allá también había tenido un éxito rotundo, por lo que había que insistir con más máquinas de ese tipo.

Fue así como Freddy Candia hizo unos estudios de bicitecnología en Guatemala, con respaldo del MIT.

A su regreso, comenzó a crear las máquinas descritas al principio de esta nota viendo la utilidad y la practicidad. Se hicieron muchos planos, muchos reciclajes de bicicletas o volver a empezar de cero. Muchos proyectos tuvieron que archivarse; otros alcanzaron un éxito casi inmediato, como la licuadora y el molino, que en los tres años siguientes se vendieron como una veintena de cada una. Y poco falta para su construcción en serie. La lavadora y el trapiche, en tanto, se construyen a pedido.

Actualmente, Freddy Candia tiene mucha demanda no sólo con el pedido de las máquinas, sino también para enseñar a construir. Así, recibe invitaciones de la universidad, otras organizaciones ecológicas y sociales y hasta instituciones internacionales. En su currículo puede incluir el haber dado clases a exguerrilleros de las FARC en Colombia, quienes tras la firma de la paz, necesitaban de nuevos emprendimientos en la selva.

Un detalle más, en Colombia, África o Cochabamba, existe un común denominador que a veces no se aprecia. Estas máquinas tienen un efecto socializador. Adonde quiera que las lleven, toda la familia, los amigos o conocidos quieren pedalear, probar batir el jugo, experimentar. Hay un efecto integrador.

INVERSIONES QUE SE CONVIERTEN EN AHORRO

Cocha Pedal Project ofrece sus máquinas con precios que se calculan según el grado de complejidad. Por decir, la “biciliacuadora” cuesta 1.300 bolivianos. Si se la invierte en un negocio, el comprador puede rescatar la inversión en unos cuatro meses.

El emprendedor explica que una máquina puede tomar tres meses de estudio, pero una vez que se logra un buen modelo, ya es posible construirla en serie, y fabricar una máquina en tres días y testearla en dos.

Para interesados, están los números 79350912 y en Facebook f/Cochabamba Pedal Project y f/Cecam Bolivia.

http://www.gente.com.bo/economia/20180710/bicimaquinas-ecologicas-e-integradoras

10 perros callejeros son envenenados en Falsuri

10 perros callejeros son envenenados en Falsuri
Walter Unzueta Pérez

10 perros callejeros son envenenados en Falsuri

Al menos 10 perros callejeros, entre hembras y machos de diferentes edades, fueron envenenados en la zona de Falsuri del municipio de Quillacollo.

La madrugada del domingo, los perros aparecieron tirados en las calles, arrinconados en las aceras o puertas de las casas donde frecuentemente deambulaban en busca de comida.

Los peludos cuerpos rígidos, fríos y rastros de abundante salivación en sus hocicos, reflejaban que los cuadrúpedos se retorcieron de dolor y vomitaron antes de morir.

La escena de muerte afectó principalmente a niños y mujeres de Falsuri, quienes lamentaron el triste final que tuvieron los canes.

Los pobladores contaron que esos animales eran vagabundos porque los echaron de sus casas o los abandonaron dejándolos a su suerte.

Juana Nina, una vecina, expresó que los perros, hace dos años, aproximadamente, eran solo tres –dos hembras y un macho–, los cuales aparecieron en el barrio y comenzaron a caminar por las calles buscando comida.

Con el tiempo se fue multiplicando y los nuevos cachorros engrosaron la jauría hasta ser cerca de 15.

Su creciente número atemorizaba a los vecinos que ya no podían caminar por las calles tranquilos sin toparse con los perros, que se mostraban cada vez más agresivos, indicó Nina.

Los vecinos trataban de mantener una convivencia pacífica con los perros salvajes, hasta que el domingo la jauría atacó a dos vaquillas o terneros.

El ataque al ganado provocó la movilización de los vecinos que, ante la falta de la Unidad de Zoonosis del municipio de Quillacollo, decidieron tomar acciones.

 

SENTENCIA DE MUERTE

Algunos vecinos se reunieron y decidieron sentenciar a muerte a los perros ya que se habían convertido en una amenaza para los vecinos y sus animales domésticos. Ahora, nadie asume la responsabilidad de la muerte de los perros callejeros en Falsuri, pero los hombres justifican la eliminación de los animales por envenenamiento.

Julián Flores, de 44 años y agricultor, señaló que no fueron eliminados, sino que los perros se comieron a dos vaquillas que murieron por envenenamiento y al devorar su carne los canes también perecieron.

Según el vecino, se comunicó a Zoonosis para que recojan a los perros callejeros, pero no les hicieron caso. 

Aseguró que los perros eliminados mordieron a más de un vecino en la zona y nadie se hacía cargo, finalmente los animales domésticos también comenzaron a ser atacados por lo que algo debía hacerse para que el caso no pase a mayores.

http://www.gente.com.bo/local/20180710/10-perros-callejeros-son-envenenados-falsuri

La naturaleza indómita en la “Ciudad Jardín”

La naturaleza indómita en la “Ciudad Jardín”

Cochabamba fue por muchos años la “Ciudad Jardín” de Bolivia. En esta época, lucha por mantener el título, conservando sus jardines y parques.

 | |  09 jul 2018

CEIBOS FLORECEN Y ENGALAN PLAZUELAS Y PARQUES DE LA CIUDAD. DICO SOLÍS

La ciudad de Cochabamba tiene su propia arquitectura.

No todo es cemento y ladrillo, también surgen espacios verdes que están dispuestos para que los habitantes y turistas tengan un lugar para descansar y encontrarse con amigos.

En el centro de la ciudad encontramos árboles con varios años de vida, los cuales están conservados y bajo vigilancia de colectivos ciudadanos, pero generalmente pasan desapercibidos ante el transeúnte cotidiano.

Algunos de ellos son adornados para las fiestas de fin de año, brindando color y ambiente festivo. Lo malo de esto es que las luces con las que se los adorna no son retiradas en su totalidad, dando un mal aspecto a la ciudad e incluso dañando las cortezas de los árboles.

La laguna Alalay es otra zona verde adornada con totoras que le dan el toque característico, lo inquietante es la forma en que podaron los árboles para permitir el libre tránsito vehicular.

La plaza 14 de Septiembre y la plazuela Colón albergan diversas variedades de plantas, desde toborochis hasta palmeras.

Por una parte, purifican el aire y por otra hospedan múltiples variedades de aves, entre ellas palomas, loros, pericos, horneros, tarajchis, carpinteros y chiwalos.

La palmera es una especie que se la puede ver como protagonista de avenidas principales, como la Libertador Bolívar y la Heroínas.

Ellas dibujan el cielo Q’ochala, cuando se hace un recorrido turístico por la ciudad.

50 por ciento es la reducción de los rayos UV-B

Que generan los árboles plantados en lugares estratégicos.

Ademas, evitan la contaminación acústica, reducen el polvo y mejoran el humor de la gente que transita por la zona.

http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/noticias.php?a=2018&md=0709&id=259878

Concejales rechazan propuesta de franja del río Taquiña por quinta vez

Concejales rechazan propuesta de franja del río Taquiña por quinta vez

 | |  10 jul 2018

MAQUINARIA RETIRA AGREGADOS DEL RÍO TAQUIÑA. BENJAMÍN JAMES

La presidenta del Concejo Municipal de Tiquipaya, Marisol Paccieri, manifestó que prevén que hoy en sesión se apruebe la franja de seguridad del río Taquiña, después de que se devolvió a la Alcaldía en cinco oportunidades los informes técnicos y legales para que se subsanen las observaciones.

Explicó que ayer a las 10:15 horas, el Ejecutivo les hizo llegar el informe en borrador para que los concejales y los asesores analicen la documentación. Después de observar aspectos de forma, el documento retornó a la Alcaldía a las 12:30 horas. “Estamos a la espera de que nos remitan el escrito y se apruebe en sesión”.

Detalló que las observaciones fueron para que los técnicos precisen los cuadros que definen los tramos y los límites que tendrá el río Taquiña.

Además, se observó la falta de firmas de dos dirigentes del Distrito 5 en la acta de socialización del 22 de mayo. La autoridad consideró este aspecto de importancia debido a que ese día los afectados del aluvión del 6 de febrero en Tiquipaya rechazaron la propuesta de la Alcaldía que pretendía ampliar la franja de seguridad.

Los damnificados en reiteradas oportunidades, manifestaron su rechazo a la ampliación de la franja, puesto que no los reubicarían en una extensión similar al de su terreno, ni les reconstruirían una vivienda con las mismas características.

El secretario de Planificación de la Alcaldía, José Luis Luna, señaló que junto a los afectados se definió mantener la franja de seguridad vigente en la normativa 206/1996, que contempla los límites de 60, 40 y 15 metros a cada lado del río.

122 Afectados

El secretario Técnico de la Alcaldía, Cecilio Salvatierra, informó que 122 viviendas fueron afectadas por la caída del aluvión el 6 de febrero en Tiquipaya, de las cuales 88 fueron damnificadas.

http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/noticias.php?a=2018&md=0710&id=259988

Vecinos paralizan obras en planta de Albarrancho

SE REUNEN HOY CON EMAGUA

Vecinos paralizan obras en planta de Albarrancho

Los comunarios de la zona declaran cuarto intermedio en sus medidas de presión. Exigen socialización del proyecto y reforestación.

 | |  10 jul 2018

VECINOS DE ALBARRANCHO PROTESTAN EN LA PUERTA DE LA PLANTA DE TRATAMIENTO. BENJAMÍN JAMES

Los pobladores de Albarrancho rechazaron ayer la ampliación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, porque este proyecto no fue socializado por la Entidad Ejecutora de Medio Ambiente y Agua (Emagua), la Alcaldía de Cercado, Semapa y la empresa constructora Toborochi.

Los pobladores bloquearon desde las siete de la mañana de ayer el ingreso a la planta de aguas residuales e hicieron una vigilia, y protesta en las puertas de la planta, exigiendo que la empresa deje de ejecutar la ampliación.

Aproximadamente a las 18:00 de ayer, el dirigente de Ch’amparrancho Daniel Campos informó que, luego de sostener una reunión con las autoridades decidieron declarar un cuarto intermedio en el bloqueo.

“Hemos retirado la maquinaria y el personal que estaba ejecutando la obra”, dijo. Indicó que la construcción está completamente paralizada y que hoy, a las 10:00, sostendrán una reunión con Emagua, Semapa, las 15 organizaciones territoriales de base (OTB), que están alrededor de la planta de tratamiento,una comisión del concejo municipal, una de la gobernación y el equipo técnico del Colegio de Ingenieros Eméritos de Bolivia que asesora a los comunarios, para hablar sobre las observaciones que tiene el proyecto.

El asambleísta departamental Freddy Gonzáles (Demócratas) dijo que los vecinos denunciaron que no se hizo una consulta pública para la implementación de este proyecto. Explicó que, al tener categoría 2, por ley, se debió realizar la socialización. Acotó que, luego de hacer seguimiento al tema, se evidenció que no se cumplió este aspecto. “Es un hecho absolutamente irregular”, dijo.

Denunció que se talaron árboles, incluyendo molles. La Ley 1278 de 1991 prohibe la tala del Molle para cualquier fin. El gerente de Semapa, Joaquín Antezana, se comprometió a la reforestación.

OTB afectadas

Alborada, Tamborada C, barrio Bolívar, Primero de Septiembre, Primero de Mayo, Caico, la Maica y otras.

http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/noticias.php?a=2018&md=0710&id=260000

A %d blogueros les gusta esto: