Niños son los más afectados por el desastre ambiental de la laguna Alalay

Niños son los más afectados por el desastre ambiental de la laguna Alalay

Publicado el 08/11/2016 a las 13h15

COCHABAMBA |

Al promediar las 11 de la mañana los olores nauseabundos de la laguna Alalay comienzan a asentar en los vecindarios y hay quienes sufren las consecuencias de este desastre ambiental, como los niños que pasan clases en cinco centros educativos a cortas distancias de este espejo de agua.

Casos de estudiantes con náuseas, dolores de estómago y de cabeza comienzan a ser recurrentes. Algunos comenzaron con la iniciativa de llevar sus propios barbijos para tratar de reducir los efectos de estos gases.

Con su capacidad reducida  significativamente y siendo también un foco de infección, la laguna Alalay atraviesa su peor crisis.

Aguas de la laguna Alalay

Aguas de la laguna Alalay
Gerardo Bravo

Uno de los colegios más cercanos es la Unidad Educativa 26 de octubre, que se encuentra en la parte sur de la Laguna. “Los niños ya no se van con esas ganas de almorzar, se van con náuseas, con dolores de cabeza y cuando hay más viento el olor se siente más”, manifestó Patricia Ramírez, subdirectora y profesora de esta unidad educativa.

El colegio tiene ocho años y cuenta con 670 estudiantes. Ramírez afirma que este año la intensidad de los olores nauseabundos aumentó de manera significativa, sobre todo desde el incidente suscitado el pasado mes de marzo cuando miles de peces aparecieron muertos en las orillas.

“Se cierran las ventanas para que no circule mucho el aire en las aulas. Esto no debería ser así, hace mucho calor y necesitamos abrir las ventanas, pero tenemos que cerrar para que no entre mucho el aire”, indicó Ramírez. Asimismo mostró su alivio por la pronta finalización del año escolar para que los niños no estén  demasiado expuestos a estos gases tóxicos.

Melani, de 11 años, se encuentra finalizando el sexto curso de primaria, está al tanto de la situación de la laguna Alalay y del alto grado de contaminación.  “Esos olores causan dolores de cabeza, a veces vómitos. Estos olores se sienten más en la mañana”, afirma.

Silvia Tapia, educadora del Centro Infantil Semilla de Mostaza, lugar que trabaja con niños de escasos recursos, manifiesta que existe una fuerte presencia de olores que está causando diarreas en los niños más pequeños.

“Nosotros ya no sacamos a los niños mucho al patio porque sabemos que vienen vientos y olores que puede estar trayendo enfermedades”, dijo Tapia.

La cianobacteria Arthrospira fusiformis que predomina en Alalay genera una toxina peligrosa.  Un estudio realizado por la Universidad Católica Boliviana (UCB) y elaborado por el ecólogo Eduardo Morales, revela que la nueva bacteria es altamente patógena para el ser humano. La laguna actualmente  se encuentra  con menos del 30 por ciento de agua de su capacidad y a lo largo del año sufrió varios desastres ambientales.

“La gente que vive a su alrededor acumula concentraciones detectables de toxinas (…) son concentraciones suficientes como para inducir procesos cancerosos tumorales en órganos internos como hígado riñones, etc.”, describe el informe.

El concejal Edwin Jiménez anunció hoy que solicitará ante Concejo Municipal la declaratoria de desastre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: