Alalay, Quenamari y Coña Coña, casi secas

Alalay, Quenamari y Coña Coña, casi secas

Local
  • El sector de la laguna de Quenamari, al sur de la ciudad, que fue incendiado hace poco. Al fondo, en la orilla, movimiento de tierra para construcción de viviendas, ayer. | Rubén Rodriguez
  • Una mancha verde de algas cubre la laguna Alalay, debajo hay lodo y se siente un olor fétido, sobre todo en el lado sudoeste. | Rubén Rodriguez
  • Los restos de un pescado que quedaron en el fondo de la laguna Alalay. El último monitoreo de la UMSS no halló peces. | Rubén Rodriguez
  • Agua estancada y mezclada con basura en la laguna de Coña Coña. La Alcaldía elabora un plan para 2017. | Rubén Rodriguez
  • Intensa construcción de viviendas a orillas de la laguna Quenamari o Albarrancho, al sur de la ciudad, ayer. | Rubén Rodriguez
1 / 5
Publicado el 28/10/2016 a las 0h30

Las lagunas Quenamari, Alalay y Coña Coña están casi secas y abandonadas, según se constató ayer en un recorrido que realizó este medio. En tanto que el nivel de la represa de La Angostura es mínimo.

Un olor nauseabundo igual a alcantarilla, agua que parece estar en estado de putrefacción, lodo y un manto verduzco encima del agua en la parte sudoeste de la laguna Alalay son la muestra del nuevo desastre que se registra en este embalse, después de la crisis de marzo que provocó la muerte de miles de peces.

El concejal del MAS, Joel Flores, indicó que en la inspección que hizo ante los reclamos de vecinos por el olor fétido que desprende la laguna Alalay, en las partes oeste y norte, evidenció que no hay ningún trabajo, tampoco guardias pero sí escombros, llantas y restos de totoras.

Dijo que el plan de emergencia se ejecuta parcialmente. De 12 puntos planificados luego del desastre ambiental, en marzo, sólo se ejecutaron siete.

El secretario de Desarrollo Sustentable de la Alcaldía, Eduardo Galindo, afirmó que el plan de emergencia “nunca se ha concebido para salvar a la laguna de temas estructurales, sino para prepararnos para esta época de lluvia”.

El director de Medio Ambiente de la Alcaldía, Elvis Gutiérrez, indicó que las aguas negras son producto de la falta de sedimentación de las aguas contaminadas que entran del río Rocha.

El presidente del Comité de Recuperación y Mejoramiento de la Laguna Alalay (Crempla), César Navia, indicó que la laguna está “en un estado crítico en sus fases finales de existencia en un proceso natural” por no ser atendida desde 1997. Dijo que en 2017 se hará el dragado para extraer los lodos de la laguna Alalay.

Según el informe complementario que recibió la Comisión Mixta del Concejo Municipal y que será enviado a la Contraloría General del Estado las actividades que restan por realizar son: el monitorio biológico y físico químico de cuerpos de agua; la capacitación para la protección de esta cuenca; la preservación, recuperación y gestión integral; y la construcción de un centro de operaciones.

“Existe un descuido total de la laguna, no se está trabajando de manera integral y teniendo plata no se está gastando lo que está planificado para esta gestión y eso que declaramos emergencia”, lamentó Flores. Indicó, también, que pedirá un informe detallado de los trabajos que se ejecutaron.

Entretanto, en Quenamari continúan quemando y extrayendo totorales al mismo tiempo que las construcciones avanzan. Son pocas las aves que llegan, en medio de los totorales altos hay una fosa grande con agua y lodo.

“Esto no es laguna, aquí desde mis abuelos siempre hemos cultivado, tenemos nuestro derecho propietario; los dirigentes están trabajando para hacer el saneamiento con el INRA”, afirmó uno de los comunarios que construye su casa a orillas de este embalse.

La laguna de Coña Coña a pesar de estar cercada con una malla olímpica también luce abandonada, tiene una excavación en el centro y en el extremo oeste un estancamiento de aguas negras que desprenden un olor insoportable.

Gutiérrez explicó que en estas dos lagunas se realiza una consultoría que concluirá a principios del próximo año.

Las aguas de la represa de La Angostura poco a poco se evaporan por la ola de calor y la sequía que azota al departamento.

La Gobernación ya pidió a las lanchas y motos a motor no funcionar para evitar levantar los sedimentos y reducir la oxigenación.

 

SÓLO LA LLUVIA PODRÍA SALVAR LAS LAGUNAS

“Si no hay una buena época de lluvias, la laguna se seca, eso cualquier experto lo va a decir, por eso estamos en desastre en la laguna Alalay”, aseveró el presidente del Comité de Recuperación y Mejoramiento de la Laguna Alalay (Crempla), César Navia.

Este año el departamento atraviesa por una de las épocas más complicadas, debido a que el cambio climático provocó una sequía que afecta la producción agrícola, seguridad alimentaria y a los espejos de agua del departamento.

En el caso de la laguna Alalay, la semana pasada el nivel del agua llegó a un promedio de 50 metros centímetros de profundidad. El caudal normal es de 4,5 millones de metros cúbicos, pero según el último reporte la cantidad bajó a 900 mil metros cúbicos.

Para el responsable del Proyecto de Biodiversidad (Probio) de la Dirección de la Madre Tierra de la Gobernación, Rodrigo Aguayo, es urgente generar una conciencia socioambiental para incentivar que la gente se responsabilice y  dé la importancia necesaria a este tema para tomar acciones serias.

http://www.lostiempos.com/actualidad/local/20161028/alalay-quenamari-cona-cona-casi-secas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: