Nuevos estudios impulsan pedido de transgénicos

Nuevos estudios impulsan pedido de transgénicos

Economía
  • La especialista del IBCE, Ceclia González, ayer en conferencia de prensa. | APG
Publicado el 21/05/2016 a las 1h15

LOS TIEMPOS y AGENCIAS

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) resaltó ayer los recientes estudios de la Academia de Ciencias de EEUU, la OMS y la FAO, que develan que los cultivos genéticamente modificados (transgénicos) y el herbicida glifosato no afectan a la salud y demandó permitir su uso en Bolivia. El Gobierno dijo no conocer aún esos estudios, pero se declaró “abierto al debate”.

La especialista en agrobiotecnología del IBCE, Cecilia González, provista de los estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Academia de Ciencias de Estados Unidos, demandó al Gobierno permitir el uso de los transgénicos dado que se evidenció que no hacen daño a la salud.

El pasado 16 de mayo de 2016, los dos primeros organismos internacionales presentaron un Informe conjunto sobre residuos de pesticidas en el agro, dando cuenta que el criticado herbicida “glifosato” no es cancerígeno.

Solo un día después, la Academia presentó el estudio “Cultivos Genéticamente Modificados: Experiencias y Perspectivas”, que avala la seguridad de los llamados transgénicos, sin hallar evidencia de daño a la salud humana o al medio ambiente.

“El comité de 20 miembros revisó 900 estudios científicos sobre este tipo de cultivos, focalizados en el maíz, algodón y soya. El estudio da cuenta que los agricultores que utilizaron semillas genéticamente mejoradas obtuvieron un mejor resultado económico por la disminución del uso de pesticidas y el aumento de su producción”, informó la experta.

González remarcó que los estudios “echaron por la borda” mitos construidos en torno a estos cultivos a los que hasta hace poco se los asociaba con el cáncer y con daños al medio ambiente.

“El Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras debe reactualizarse para ver cómo usar estas biotecnologías de mejor manera para el país, además de la parte de la bioseguridad porque no es usar cualquier cultivo modificado que puede causar daño”, dijo.

Ante el ingreso clandestino de semillas genéticamente modificadas y empleadas en algunas zonas del oriente y el chaco bolivianos, González dijo que es necesario contar con una reglamentación para la implementación de la biotecnología y el uso correcto de cultivos.

“Lastimosamente Bolivia quedó atrás (…) Hay que ver cómo usar la biotecnología, recuperar 10 a 20 años que nos quedamos estáticos y cómo lo vamos a usar porque hace 10 o 15 años no había esta información tan contundente”, manifestó.

Según la especialista, si Bolivia no avanza en el uso de la biotecnología, los cultivos se mermarán más, como consecuencia no sólo del cambio climático, sino también del ataque de plagas, como se vio en la última cosecha de arroz y maíz con pérdidas de hasta el 30 por ciento.

 

GOBIERNO RESPONDE QUE NO SE CIERRA AL DEBATE

La viceministra de Desarrollo Rural y Agropecuario, Marisol Solano, declaró ayer que el Gobierno no conoce oficialmente los estudios sobre organismos genéticamente modificados, aunque aclaró que los solicitará para el análisis y que no se cierra al debate sobre el tema. Solano hizo estas declaraciones consultada por este medio a propósito de la demanda realizada en conferencia de prensa por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

“No es sólo el IBCE. Son muchas las organizaciones que piden reglamentar el uso. La posición del Gobierno hasta ahora ha sido contraria a los transgénicos, pero eso no significa que no estemos abiertos al debate”, dijo, aunque reconoció que aún no hay fecha ni convocatoria oficial para ello. Hasta ahora, el Gobierno permite el uso de transgénicos sólo en el caso de una especie de soya, pero los empresarios agropecuarios piden ampliarlo a otros cultivos.

En Internet, la plataforma estadounidense Food & Water Watch puso en duda la veracidad del informe de la Academia de Ciencias. Sus “lazos con compañías de tecnología y otras corporaciones de agricultura son tales que han creado conflictos de intereses en todos los niveles de la organización, lo que reduce la independencia e integridad del trabajo científico”, explica.

– See more at: http://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20160521/nuevos-estudios-impulsan-pedido-transgenicos#sthash.rwmhJug7.dpuf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: