Experto insiste en celdas de seguridad y la Alcaldía evalúa

Cochabamba
Con hoy se cumple una semana del incidente registrado en el área de acopio de gomas del botadero de K’ara K’ara. Para mañana están previstas unas excavaciones de prospección.

Experto insiste en celdas de seguridad y la Alcaldía evalúa

Por: MELISSA REVOLLO P.. mrevollo@opinion.com.bo | 26/04/2016 | Ed. Imp.

EL SECTOR DE ACOPIO DE LLANTAS EN EL BOTADERO DE K’ARA K’ARA, CON EL MATERIAL A MEDIO ENTERRAR, AL DÍA SIGUIENTE DEL INCENDIO. NOÉ PORTUGAL

El ambientalista Gregory Paz manifestó que la única forma de contrarrestar los riesgos de contaminación de subsuelo y agua tras el entierro de llantas incendiadas en K’ara K’ara es encapsulando el material en celdas de seguridad. La Alcaldía de Cochabamba evaluará estas acciones.

La Alcaldía tiene previsto realizar mañana excavaciones de prospección para luego analizar la necesidad o no de implementar celdas.

El 19 de abril, hace una semana, se registró un incendio de más de 20 horas en el área de acopio de llantas en el botadero de K’ara K’ara situado en la zona sur de la ciudad.

Como medida temporal, la empresa Colina SRL decidió enterrar los restos de las gomas quemadas para evitar la contaminación.

Colina SRL. es la empresa concesionaria del vertedero y firmó, en 2014, un contrato con la Alcaldía para hacerse cargo del cierre técnico.

Paz manifestó, sin embargo, que al margen de una acción preventiva se debe considerar que un incendio de este tipo equivale a un derrame de petróleo, por los peligros de contaminación que representa. Aseguró que, conforme a norma, lo que corresponde es encapsular las cenizas y alambres en celdas de seguridad.

El experto ambiental advirtió que el material quemado contiene al menos 16 metales pesados que contaminan suelos, subsuelos y acuíferos que luego pueden repercutir en la salud de los pobladores de las zonas aledañas.

El secretario de Desarrollo Sustentable de la Alcaldía, Eduardo Galindo, informó que solicitaron un plan de contingencia a Colina SRL. que debe ser entregado esta semana.

Sin embargo, mientras eso ocurre manifestó que se realizarán excavaciones de prospección en la zona.

El jefe del Departamento de Residuos Sólidos de la Alcaldía, Marco Claure, detalló que el trabajo se desarrollará mañana y que consiste en hacer huecos en el suelo para verificar los niveles de contaminación y si ya no existen focos de calor.

Galindo dijo que se obtendrán muestras que se analizarán en laboratorio y que la próxima semana, con los resultados, se asumirán las medidas que correspondan, incluida la de las celdas de seguridad si amerita.

“En base a esos resultados determinaremos técnica y científicamente qué es lo que deberíamos hacer con estas llantas, si hay que sacarlas, si se pueden quedar ahí enterradas, si hay que hacer alguna celda de seguridad”.

Agregó que los técnicos ambientales también averiguan cuál es el daño de tener las llantas quemadas bajo tierra.

“No queremos regir nuestras decisiones por presiones mediáticas ni políticas, en base a opiniones de personas calificadas del municipio y la empresa Colina SRL.”.

Al estar a cargo del relleno, según la Alcaldía Colina SRL. debe ser quien asuma con los gastos de las tareas de prospección. La Municipalidad supervisará esos trabajos, incluso verificará el uso de laboratorios certificados para que el análisis sea confiable.

Las autoridades municipales expresaron que continúa el monitoreo móvil en la zona para verificar la presencia de partículas suspendidas. Dijeron que los niveles se mantienen con entre 30 y 40 partes por millón, dentro el rango máximo permitido de 150.

Los pobladores

Mancomunidades

Hay tres mancomunidades que rodean al vertedero y en la actualidad, K’ara K’ara, Arrumani y Pampa San Miguel que suman alrededor de 15 mil familias. Pese a la restricción de que haya pobladores a un kilómetro a la redonda del botadero, ya hay gente que vive prácticamente al frente, a menos de 100 metros de un enmallado que delimita el área del relleno en etapa de cierre técnico en la actualidad.

Autorización

Permanentes marchas y bloqueos, como medidas de presión, aceleraron la aprobación de una ley que “autoriza de forma excepcional” el cambio de uso de suelo agrícola y forestal a uso de suelo urbano. La Ley 4145, de 29 de diciembre de 2009, contempló las 33 urbanizaciones de Pampa San Miguel, K’ara K’ara y circundantes.

Migrantes

En los alrededores del botadero habitan potosinos, orureños, paceños, cochabambinos que vivían en provincias y, en menor número, chuquisaqueños.

Con el traslado del botadero el año 1993, poco a poco se inició la actividad de los thawis o seleccionadores de basura, que trabajaban en el botadero rescatando la basura que podía reciclarse. Los thawis instalaron pequeñas casetas de latas y venestas como depósitos del material recolectado, pero poco a poco, por la distancia y la comodidad, se fue convirtiendo en una vivienda temporal.

Servicios básicos

Según un estudio realizado en la zona, el 100 por ciento de las viviendas cuenta con energía eléctrica, no existe red de agua potable ni red de alcantarillado. En el lugar también tienen teléfono.

La gente se abastece a través de carros cisternas y tanques subterráneos.

http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2016/0426/noticias.php?id=188650

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: