YPFB repone ducto y limpia zona quemada

Ed. Impresa LA POLICÍA CONFIRMÓ QUE MURIERON DOS PERSONAS Y SE PRESUME QUE HABÍA UNA MÁS

YPFB repone ducto y limpia zona quemada

Por Karen Carrillo – Los Tiempos – 30/11/2015


 

Alrededor de un centenar de obreros de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) trabaja en reponer la rotura de un niple de una de las válvulas del oleoducto Carrasco-Cochabamba, que transporta petróleo crudo hasta la refinería de Valle Hermoso, después que una vagoneta impactara con éste y quedara completamente quemada.

En el fatal accidente de tránsito dos personas  murieron calcinadas y se investiga si hubo una tercera más por los restos óseos encontrados. El fuego arrasó con 40 metros de un terreno privado, por lo que una cuadrilla de trabajadores retiraba la tierra quemada hasta una profundidad de cinco a ocho centímetros.

Entre tanto, tres efectivos de tránsito controlaban y organizaban la circulación de vehículos livianos y pesados por una sola vía habilitada, a la altura del kilómetro 183, para evitar contratiempos en las obras que se desarrollan. Se prevé que los trabajos concluyan hoy.

El reloj marcaba las 20:00 cuando la familia Flores escuchó reventar la llanta de una camioneta de color blanco sin imaginar lo que ocurriría. El motorizado chocó directamente con una válvula que transporta petróleo crudo hacia la refinería de YPFB en Valle Hermoso y de forma inmediata comenzó a arder.

“A nosotros nos ha sorprendido, no había tiempo para ir a ver también. Nosotros estábamos ocupados ese rato y no sabíamos qué hacer. La gente se alborotó, nos dijeron escape, escape”, relató Anacleto Flores, quien vive a unos 20 metros del incendio registrado que afectó parte de sus plantaciones de frutales.

Según relatan, a medida que los minutos pasaban, las llamas se hicieron más fuertes y el petróleo comenzó a derramarse llegando a afectar un espacio de 40 metros hacia el oeste de la carretera, a la altura del kilómetro 183, en la comunidad de Lauca Ñ. El director de Tránsito del Trópico, Daniel Mérida, recordó que las llamas alcanzaron hasta 50 metros de altura, pues el petróleo ardía con bastante intensidad.

La principal preocupación de Anacleto era que el fuego no alcance al corral de más de 70 cerdos que tiene al fondo de su casa. Afortunadamente, no  pasó nada con sus animales, pero teme que  hayan tomado algo del agua que quedó después que el personal de YPFB usara espuma química con agua la madrugada del domingo para controlar las llamas.

“Hartas cositas hemos perdido, pero ya no pensamos recuperar porque no conocemos a la gente. Nos han ayudado, pero otros también nos han robado”, lamentó Flores. Su hija recordó que en medio de la desesperación perdió sus sandalias y que al caminar descalza sintió cómo el piso comenzó a calentar rápidamente quemándole los pies.

Una vez que la sala de control de Santa Cruz detectó la caída de presión en este ducto, la estación Carrasco y Limatambo pararon la operación del oleoducto,. Conformaron seis equipos con 100 personas para la reparación de la tubería, remediación y mitigación del suelo, personal técnico para soldadura y continuidad operativa.

Plantas de coco, banano, palmito, piña y mandarina para el consumo de dos familias, en una extensión de al menos 400 metros, quedaron completamente quemadas. El incendio se pudo controlar después de once horas porque no existía espuma química a la mano, que llegó desde Santa Cruz, una parte vía terrestre por la lluvia que cayó durante toda la noche y, el resto, más el personal de trabajo, material y otros equipos vía aérea en el helicóptero Super Puma de la Fuerza Aérea.

Los cables de mediana tensión que se encontraban en un poste a menos de 10 metros del incendio quedaron destruídos, por lo que un sector de Lauca Ñ permaneció un tiempo sin energía eléctrica que fue restituida ayer gracias a un “by pass” que dispuso la Empresa de Luz y Fuerza de Cochabamba.

Después de controlar el incendió y enfriar el lugar, la policía realizó el levantamiento de los restos de huesos que quedaron, sin reconocer aún de quiénes se trataba ni poder identificar el vehículo que quedó quemado.

“El daño específicamente es la interrupción de la operación y planeamos hasta 23:00 (ayer) reanudar la operación, ya se ha preparado la tubería que es básicamente soldar y unir un tramo de tubería de 30 metros”, explicó el gerente de Salud, Seguridad, Medio Ambiente y Responsabilidad Social Empresarial,  Wálter Sarmiento.

El daño de la tierra fue en una profundidad de cinco a ocho centímetros. Personal de YPFB con uniformes especiales levantó con palas la tierra dañada, mientras una maquinaria pesada trabajaba en remover las plantas dañadas por el fuego.

Sarmiento explicó que se repondrá este material de un banco de préstamo de tierra mientras que la dañada será llevada a un campo de tratamiento en la estación Carrasco.

El presidente de Agua Potable de Lauca Ñ, Claudio Betancurt, llegó preocupado hasta el lugar del incidente pidiendo verificar si el tubo que transporta agua hasta este sindicato se dañó. Verificando que los tubos estaban quemados, afirmó que los trabajadores de YPFB se comprometieron a reponer el tubo galvanizado con fierro siempre y cuando presente una lista de lo que se necesita con sus precios.

La Policía trabaja en identificar a los dos muertos

Según el reporte oficial brindado por el comandante departamental, Luis Aguilar, al promediar las 20:30 del sábado, uniformados del trópico de Cochabamba llegaron al kilómetro 183 de la carretera Cochabamba-Santa Cruz, en la zona de Lauca Ñ, para evidenciar un incendio de gran magnitud.

En el lugar se constató que el conductor de una camioneta Nissan Frontier, sin placas, aparentemente perdió el control y salió de la carretera para impactar con una válvula del oleoducto Carrasco-Valle Hermoso. Se confirmó la presencia de dos personas en la camioneta, quienes fallecieron calcinadas y de las cuales se desconoce su identidad, pero la policía no descartó la presencia de una tercera. Hasta ayer ningún familiar se había presentado reclamando los restos de las víctimas.

Aguilar explicó que la Dirección de Prevención y Robo de Vehículos y la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen continúa trabajando en la central policial de Chimoré para determinar las causas del siniestro y averiguar la identidad del propietario del vehículo a través del número de chasis y de motor. Recomendó a los conductores que transitan por esta vía reducir la velocidad y manejar con precaución para evitar accidentes de tránsito.

http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/local/20151130/ypfb-repone-ducto-y-limpia-zona-quemada_324341_720193.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: