Sacaba marcha contra el cambio climático

Sacaba marcha contra el cambio climático

Local
Publicado el 14/11/2016 a las 3h00

Decenas de niños, jóvenes, adultos y organizaciones del municipio de Sacaba protagonizaron el viernes una marcha de protesta en contra de las acciones que contribuyen al cambio climático, con el objetivo de que las autoridades y la población puedan asumir conciencia de la situación medioambiental.

“Esta movilización la hacemos con el fin de que la población se informe y tome conciencia sobre lo que está pasando en el país, sobre el uso racional del agua para consumo humano, por ejemplo, y cómo debemos reaccionar frente a esta problemática”, señaló el gerente de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Emapas) de Sacaba, Óscar Zelada.

El recorrido de la marcha concluyó con la Cuarta Feria Exposición Sobre el Cambio Climático y el Agua organizada por Emapas en la que participaron importantes empresas relacionadas con el suministro del agua para consumo humano como Misicuni, Semapa, las Empresas Públicas Social de Agua y Saneamiento (Epsas) de La Paz, Potosí, Tarija, Santa Cruz, entre otras.

“Tenemos la presencia de instituciones importantes a nivel nacional de Tarija, Potosí, Santa Cruz y otras regiones quienes a su vez difunden sus experiencias en temas de escasez de agua y su racionamiento”, expresó el funcionario.

Zelada señaló que el municipio, al igual que otras regiones del país, está en una situación crítica, ya que el nivel de provisión bajó hasta un 50 por ciento; sin embargo, esta problemática será superada temporalmente con tres carros cisternas que el próximo miércoles serán entregados por la Alcaldía de Sacaba. La distribución por este medio es sólo un paliativo frente a la escasez.

http://www.lostiempos.com/actualidad/local/20161114/sacaba-marcha-contra-cambio-climatico

Paliativos encubren daños en Coña Coña, Alalay y Quenamari

Paliativos encubren daños en Coña Coña, Alalay y Quenamari

Local
  • En 2007 la laguna de Quenamari estaba con agua y había aves que anidaban en el lugar, al sur en Albarrancho. | Carlos López
Publicado el 13/11/2016 a las 0h00

Alalay no es la única laguna que agoniza en la ciudad de Cochabamba, también están en riesgo Coña Coña y Quenamari o Albarrancho.

A través de este fotoreportaje, Los Tiempos expone el deterioro que han sufrido a lo largo de los años estos humedales. La gestión ambiental se ha centrado en estudios, pero no en acciones para revertir la crisis. Sólo han sido “parches”.

Según el representante del Foro Cochabambino de Medio Ambiente (Focomade), Jhon Zambrana, lo que ocurre es que cada nueva gestión no le da importancia al trabajo previo y lo que hace es empezar de cero, generando un retroceso en la solución de los problemas.

Para el concejal Edwin Jiménez, la situación de las lagunas  es resultado de un “descuido del ejecutivo municipal”, porque el Concejo Municipal envió un proyecto de ley para declarar la laguna de Quenamari, por ejemplo, como patrimonio municipal y área protegida, pero no prospero debido a la incertidumbre del derecho propietario.

“En Coña Coña se presupuestaron recursos económicos durante los últimos años. En 2012 se tenía un millón de bolivianos para comenzar con el dragado; sin embargo, el ejecutivo priorizó hacer un convenio con una empresa de cerámica”, explicó Jiménez. Esta compañía finalmente rescindió el contrato.

La situación es igual o más caótica en la laguna Alalay que primero fue afectada por las macrófitas, siguieron las algas filamentosas, la muerte masiva de peces por la contaminación de sus aguas y ahora aparecen las cianobacterias.

Los vecinos que viven alrededor de esta laguna ya no pueden aguantar el olor nauseabundo.

“Todo lo que se hizo fueron sólo parches”, lamentó Jiménez. De 2010 a 2015, Alalay recibió cerca de 42 millones de bolivianos sin resultados y existe una demora de ocho años para contar con un estudio a diseño final para su recuperación.

El presidente del Control Social Ambiental de Cochabamba (Cosac), Jaime Ponce, identificó dos razones para que las tres lagunas estén en crisis: que durante los últimos 20 años las instituciones no asumieron la responsabilidad que la ley les asigna y que la sociedad de Cochabamba “no terminó de entender que la problemática en el eje central es medio ambiental”.

En la mirada del secretario de Desarrollo Sustentable de la Alcaldía, Eduardo Galindo, el problema de la laguna Alalay es integral porque el 60 por ciento de las aguas que recibe vienen del río Rocha, una cuenca que está por demás contaminada.

Galindo aclaró que la Alcaldía trabaja en consultorías para los espejos de agua de Quenamari y Coña Coña para conocer qué se hará en términos hidráulicos, ambientales y paisajísticos; y en Alalay se actúa de la mejor manera para salvar la laguna viendo nuevas fuentes de ingreso del líquido elemento. “Parte del problema ha sido no tener un plan a largo plazo en la Alalay”, reconoció.

Para el concejal del MAS, Sergio Rodríguez, la falta de voluntad política perjudicó el trabajo para salvar a Coña Coña, Quenamari y Alalay. Para el concejal de Demócratas, Rolando Tellería, la falta de trabajos en las tres lagunas es producto de la mala gestión pasada.

 

El desastre en la laguna Alalay

En 2005 la laguna Alalay llena de agua y con un manto verde de algas.
Carlos López

Antes de 2009, Alalay luchaba contra la proliferación de macrófitas.
Carlos López

Este año, la laguna está en vías de desaparecer por la contaminación de sus aguas y la sequía.
Carlos López

PROPUESTAS PARA “SALVAR” LAS TRES LAGUNAS

El exdirector de Medio Ambiente de la Alcaldía, Germán Parrilla, aseveró que se necesitan recursos técnicos y financieros para salvar Coña Coña, Quenamari y Alalay, siendo que cada una requerirá un presupuesto de 50 millones de bolivianos para su recuperación.

Ante esto, propuso a las autoridades hacer un fondo ambiental con el 2 a 3 por ciento del presupuesto total para incidir en temas de investigación y sistemas de planificación con personal técnico.

El concejal Rolando Tellería dijo: “La solución para salvar a las tres lagunas es la participación conjunta en un proyecto integral donde participe el Gobierno central, departamental y el municipal con la inversión de presupuesto”.

Para el concejal Sergio Rodríguez, se necesita agua que se puede obtener de la lluvia, río Rocha, subterráneas y de la planta de Sacaba.

Para el secretario de Desarrollo Sustentable de la Alcaldía, Eduardo Galindo, las consultorías y la inversión con recursos económicos importantes podrán ayudar a salvar a los tres cuerpos de agua.

Sin embargo, el presidente del Cosac, Jaime Ponce, adelantó que no hay una solución rápida, sino a largo plazo, pero se requiere priorizar la gestión ambiental, los recursos y dejar de lado lo político.

La crisis en la laguna Coña Coña (2005 – 2016)

El espejo de agua de Coña Coña, al oeste de la ciudad, en 2005 mostraba mucho de su esplendor y su pasado.
Carlos López

La poca cantidad de agua que quedó en la laguna en 2011, cuando se aceleró su deterioro.
Carlos López

En 2016, Coña Coña está cercada, se ve algo de agua en pequeñas fosas, promontorios de tierra y basura.

El impacto del entorno urbano en la salud mental

El impacto del entorno urbano en la salud mental

Local
  • Una campaña de forestación en la ciudad de Cochabamba. | Los Tiempos
Publicado el 13/11/2016 a las 0h00

Si consideramos que la ecología es la salud del planeta, deberíamos analizar la influencia del hombre sobre la tierra y de la tierra sobre hombre. Existe una interacción entre los seres vivos con el medio físico, incluyendo al hombre como aspecto modificador y cultural.

La salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de infecciones o enfermedades —según la definición de la Organización Mundial de la Salud— la cual está estrechamente relacionada con la ecología y el medio ambiente.

Emile Durkheim, uno de los padres de la Sociología, afirma que vivir en un medio urbano afecta a la salud mental. Este autor, en su obra “El Suicidio”, introdujo el concepto de “anomia” que significa “sin norma”, para explicar el suicidio y otras patologías.

Según Durkheim, la anomia aparece cuando hay una carencia de la estructura social que genera una disociación entre los objetivos sociales y los medios para alcanzarlos. Hay una disociación cuando lo que deseamos y se supone que deberíamos hacer o tener, no se corresponde con lo que podemos hacer o tener. Esto se dará de una forma especialmente marcada en espacios urbanos con sus particulares formas de organización social.

En un entorno urbano agreste, cada vez más desertizado, donde el propio hombre destruye su hábitat de una forma absolutamente cruel con todas las especies con las que cohabita, donde talar un árbol a las puertas de un nuevo componente de la selva de cemento en que se convierte nuestra ciudad, es ya una norma, al eliminar esas fuentes de vida que son los pulmones de la ciudad, definitivamente afectamos nuestra salud y en medio del caos generado por el parque automotor que ha crecido en una forma absolutamente desproporcionada, somos candidatos a que el estrés vaya minando lentamente nuestra salud.

Se dice que “la mente destruye el cuerpo” y es así como aparecen enfermedades derivadas del estrés como migrañas y dolores de cabeza, gastritis, alteraciones del sueño, problemas en la piel, caída del cabello, sudoración excesiva, además de ansiedad, ataques de pánico y neurosis. El sistema inmunológico se debilita dando lugar a enfermedades virales.

¿La ciudad es la causa de que actuemos fuera de la norma? ¿Somos conscientes de las presiones a las que somos sometidos?

¿Qué podemos hacer para tener una vida más natural y saludable?

Se ha comprobado que el contacto con la naturaleza, disfrutar de la brisa de los árboles, oír el canto de las aves, acariciar una mascota, disminuye los niveles de tensión arterial en pacientes hipertensos.

Si no es ahora, ¿cuándo? ¿Será posible que podamos tomar conciencia y defendamos nuestro hábitat? Que con nuestras acciones contrarrestemos el inexorable y detestable avance del cemento, recuperando un aire más puro y que las lluvias sean algo tan natural como hace unos años y no un motivo de alegría colectiva como ocurre ahora con una llovizna fugaz.

Dejemos a las generaciones futuras un entorno que genere salud y una sensación de apacible tranquilidad al contemplar hermosos molles, jacarandás, sauces… mientras respiran aire puro otra vez.

NOTA.- El artículo es una contribución del colectivo No a la Tala de Árboles Cochabamba a través de su comisión de educación.

Reforestación llega a 3 distritos con plantines

Reforestación llega a 3 distritos con plantines

Local
Publicado el 13/11/2016 a las 1h15

La comuna Adela Zamudio plantó alrededor de 3.300 plantines de 5 mil dispuestos hasta fin de año en el marco de un programa de reforestación en los distritos 10, 11 y 12 del centro de la ciudad, según informó ayer la subalcaldesa Roxana Neri.

La autoridad destacó el trabajo coordinado con los vecinos para implementar la reforestación en la comuna. Sostuvo que está previsto que en los  siguientes tres sábados se concluya con el trabajo en los tres distritos.

“Gratamente vemos que casi el 90 por ciento de nuestros plantines están creciendo, están desarrollándose gracias al apoyo y compromiso de los vecinos también”, afirmó.

Neri explicó que se realizan inspecciones semanales para verificar el estado de las plantas en las zonas donde ya fueron plantadas los meses anteriores. “Hacemos un ruteo de las calles, lógicamente, llevamos un reporte de los lugares donde ponemos, entonces vamos y alguna platita que la vemos un tanto seca, tocamos la puerta de algún vecino y le rogamos que se sume”, indicó.

Ayer se realizó la reforestación en el Distrito 12, donde se dispuso 100 plantines, 60 para  la OTB Tupuraya y 40 para la OTB Aranjuez.

“Lo lindo, al margen de la ayuda de los vecinos, es que estamos con el personal de la Comuna Adela Zamudio, estamos con sus familias y niños”, afirmó Neri, que también participó de la actividad.

Resaltó la participación de la Empresa Municipal de Áreas Verdes y Recreación Alternativa (Emavra) que coadyuvó en el riego de plantines en el parque Fidel Anze.

http://www.lostiempos.com/actualidad/local/20161113/reforestacion-llega-3-distritos-plantines

Dan 3 meses para entregar proyecto de recuperación de Coña Coña

Dan 3 meses para entregar proyecto de recuperación de Coña Coña

Local
  • El volumen reducido de agua en la laguna de Coña Coña, ayer durante una inspección. | Carlos López
Publicado el 13/11/2016 a las 1h15

El proyecto a diseño final para la recuperación integral de la laguna de Coña Coña, otro espejo de agua que está a punto de desaparecer en Cochabamba, será entregado en tres meses, según el concejal Edwin Jiménez.

En una inspección que se realizó ayer, se constató que el agua de la laguna burbujea por la falta de oxigenación y presenta olores fétidos.

“Las aguas están emanando burbujas, eso quiere decir que ya existe un nivel de contaminación”, indicó Jiménez durante la inspección. La última lluvia que tuvo Cochabamba repuso una mínima cantidad del volumen de este espejo de agua.

Explicó que, según la información proporcionada por la dirección de Medio Ambiente, la orden de proceder para la elaboración del proyecto a diseño final para la recuperación integral de la laguna fue emitida en septiembre y se espera que concluya en tres meses.

La licitación pública para el proyecto a diseño final de recuperación ambiental de la laguna urbana de Coña Coña fue lanzada en enero y su conclusión estaba prevista en cuatro meses.

El proyecto contempla tres componentes. El primero, la recuperación hidráulica; el segundo, el manejo de la biodiversidad de las áreas protegidas, y el tercero, el paisajismo y la zonificación. Eso quiere decir que habrá lugares de la laguna que se respetarán como santuarios naturales, pero otros donde la gente pueda ir y jugar fútbol.

El costo para la implementación del proyecto a diseño final para la recuperación integral de la laguna de Coña Coña es de 400 mil bolivianos.

A la fecha, en la laguna sólo se realizó trabajos de dragado en el lado noreste.

“Se tiene previsto que ingresen agua de las torrenteras de Pinto Mayu, la Phajcha y Rumi Mayu, pero también tenemos informes preliminares que establecen que en algunas de estas torrenteras desembocan aguas servidas”, advirtió Jiménez.

Añadió que las aguas servidas  son aptas para que crezcan macrófitas y algas filamentosas. “Seguramente, el estudio a diseño final nos dirá qué es lo que se tiene que hacer”, dijo.

El documento base de contratación establece que se debe realizar un estudio integral de afluentes, hasta dónde debe abarcar el espejo de agua y si se deben realizar trabajos de forestación con vegetación alta.

Los trabajos de dragado en el lado noreste de la laguna de Coña Coña, ayer.

Deciden limpiar el túnel que lleva agua a Alalay

Deciden limpiar el túnel que lleva agua a Alalay

Local
  • La comisión que inspeccionó el túnel de El Abra observa el agua que quedó detenida en el camino. | Daniel James
Publicado el 13/11/2016 a las 1h30

El túnel de El Abra, que lleva el agua del río Rocha a la laguna Alalay, será sometido a mejoras a corto y mediano plazo. Éstas incluyen limpieza del predio e instalación de una reja que evite el ingreso de basura. Prevén, además, una reingeniería que será diseñada por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua.

Las decisiones fueron asumidas por el presidente del Comité de Recuperación, Mejoramiento y Preservación de la laguna Alalay (Crempla), miembros de la Alcaldía y el representante del Ministerio luego de una inspección al túnel donde se encontraron llantas y enormes piedras, pese a la limpieza que se hizo el 28 de octubre. Por ello, decidieron colocar la reja que impida que ingresen objetos.

“El objetivo es tener cantidad y calidad de agua para la laguna de esta temporada de lluvias. Por lo tanto, el túnel debe estar en las mejores condiciones posibles. Tenemos que hacer la limpieza lo antes posible, porque ya se avecina la temporada de lluvias”, señaló el secretario de Desarrollo Sustentable de la Alcaldía, Eduardo Galindo.

Por otro lado, también se decidió que, a mediano plazo, se elabore un proyecto a diseño final para una reingeniería del túnel. El representante del Ministerio de Medio Ambiente, Gonzalo Muñoz explicó que es necesario hacer mejoras para optimizar el recorrido del agua.

“El túnel está aceptable. Pese al tiempo, no se tienen derrumbes o elementos estructurales dañados. Pero es necesario hacer mejoras y pensar en tecnología que pueda favorecer al agua que ingresará a la laguna. También veremos el tema de las compuertas que son manuales y su apertura es compleja”, aseveró Muñoz. El túnel fue construido en los años de creación de la laguna —entre 1930 y 1940— y mide 350 metros de largo. Desde entonces, sólo se hicieron limpiezas, pero no trabajos estructurales. Se trata del principal canal que conduce el agua que ingresa desde el río Rocha al espejo de agua.

Esta inspección representa la primera acción asumida de manera interinstitucional para salvar la laguna, luego de la reunión entre la ministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira; el gobernador, Iván Canelas, y el alcalde, José María Leyes el viernes.

Mañana se tendrá una reunión extraordinaria del Crempla para aprobar la consultoría para el diseño final, los términos de referencia del dragado y del plan integral, dijo su presidente, César Navia.

La comisión de inspección observa el espacio donde llega el agua luego de salir de el túnel y antes de ingresar a la laguna.

Pactan plan de 18 meses para Alalay

Pactan plan de 18 meses para Alalay

Local
  • El Gobernador, la Ministra de Medio Ambiente y el Alcalde al final de su reunión, ayer. | José Rocha
  • El equipo del Inlasa toma una muestra del agua con algas tóxicas de la laguna Alalay, ayer. | Daniel James
  • Un vecina de la OTB Esperanza, Sonia Jiménez, rocía su tienda con un ambientador para mitigar el mal olor de la laguna. | Daniel James
1 / 3
Publicado el 12/11/2016 a las 1h45

La Gobernación de Cochabamba, el Ministerio de Medio Ambiente y la Alcaldía decidieron ampliar sus competencias y trabajar en un plan de al menos 18 meses a corto y mediano plazo para recuperar la laguna Alalay, sumida en una de sus peores crisis desde 1987 y afectada por una cianobacteria peligrosa para la salud, después de una reunión de coordinación.

La crisis no se va revertir “de la noche a la mañana, va a demorar entre 12 y 18 meses, según hemos previsto”, adelantó el alcalde José María Leyes al final del encuentro marcado por la cordialidad de la autoridad, la ministra Alexandra Moreira y el gobernador Iván Canelas a pesar de sus diferencias políticas.

Moreira remarcó que las competencias de cada institución no serán un límite para trabajar coordinadamente e incluir a la población en el cuidado.

Canelas comprometió su apoyo a través de la Secretaría de la Madre Tierra y el jueves anunció la realización del estudio a diseño final para hacer el trasvase de aguas de la planta de tratamiento de Sacaba a la laguna.

Acciones a corto plazo

Las acciones consisten en buscar nuevas fuentes de agua, acelerar la remoción de lodos, elaborar una norma que sancione a quienes botan basura y realizar trabajos hidráulicos en los canales de ingreso a la laguna.

Moreira señaló que la siguiente semana se definirán las nuevas fuentes para la reposición de agua. Leyes pidió traer agua de La Angostura como una de las siete alternativas que hay. Además, anunció la compra de una planta compactadora de tratamiento que permitirá limpiar no sólo el agua que ingresa, sino también la de la laguna.

“Hemos estado analizando empresas y modelos para adquirir la planta en un plazo de 90 a 120 días”, aseguró Leyes.

Asimismo, se intensificará el trabajo de remoción de lodos que ejecuta la Alcaldía. “Vamos a incrementar maquinaria desde el lunes. Esto disminuirá el olor en la zona”, dijo.

También se elaborará una norma que sancione a todas las personas o empresas que desechen basura o aguas sin tratar en la laguna. De inmediato, se limpiarán las torrenteras Omereque y Mulamayu.

Acciones a mediano plazo

Consisten en realizar una consultoría para elaborar un plan a largo plazo para recuperar la laguna a través de tres ejes: hídrico, biodiversidad y urbanismo.

En el componente hídrico se establecerán fuentes fijas de abastecimiento de agua y la posibilidad de construir plantas de tratamiento en el entorno.

En el segundo eje se buscará la recuperación de la biodiversidad como animales, peces, aves y plantas. El tercero es mejorar el entorno para el turismo.

La siguiente semana se lanzará el Documento Base de Contratación para licitar la consultoría. La norma señala que la convocatoria debe permanecer abierta 20 días. Luego, la empresa que se adjudique el trabajo  tendrá tres meses para presentar el producto final.

Sin embargo, se exigirá a la empresa que presente un documento preliminar en el primer mes para comenzar a trabajar con esa base, agregó la Ministra.

Leyes manifestó que se pidió que el Comité de Recuperación, Mejoramiento y Protección de la Laguna Alalay (Crempla) “no sea una muralla burocrática”. Señaló que muchas acciones que se busca asumir se demoran en el comité, creado en 2007 y conformado por ocho instituciones.

Finalmente, la Ministra señaló que cumplieron con el plan de emergencia que se elaboró en marzo tras la mortandad de peces con la entrega de 100.000 bolivianos para campañas y la contratación de un técnico.

 

NI LOS AMBIENTADORES QUITAN EL MAL OLOR

Ante los olores nauseabundos que desprende la laguna Alalay, los vecinos recurren al incienso y los ambientares para mitigar la fetidez.

“No sirve de nada, un ratito dejamos de sentir el mal olor pero después continúan igual”, afirmó una vecina de la OTB Esperanza, Sonia Jiménez.

Los afectados también tapan las rendijas de puertas y ventanas con trapos mojados, periódico y otros. Los inquilinos de la zona están empezando a abandonar el lugar debido a que el olor es más intenso.

“La gente se está yendo, ya no quiere vivir aquí”, dijo Jiménez. Desde hace tres semanas, las ventas disminuyeron en el mercado 22 de Julio, donde la fruta se pudre por falta de compradores.

 

OPINAN MINISTRA Y ALCALDE

Alexandra Moreira, ministra de Medio Ambiente y Agua

“Salvar la laguna es de toda la población”

Pedimos a las personas que colaboren en esta tarea de salvar la laguna. Debe ser un trabajo de toda la población cochabambina no ver la laguna como un basurero. No puede ser que se conecten las alcantarillas o los desagües de las empresas sin ningún tipo de tratamiento. Es una laguna de todos y debemos cuidarla.

José María Leyes, alcalde de Cochabamba

“Ahora toca trabajar las tareas asignadas”

La recuperación no va a ser de la noche a la mañana, va a demorar entre 12 y 18 meses según tenemos previsto. Pero lo importante es que hemos asumido decisiones entre los tres niveles de Gobierno. Ahora toca trabajar, según las tareas que nos hemos asignado, en favor de la preservación de la laguna Alalay.

http://www.lostiempos.com/actualidad/local/20161112/pactan-plan-18-meses-alalay

A %d blogueros les gusta esto: